abc.es
facebook twitter youtube e-mail
inicio noticias agenda emisoras entrevistas parrilla venta de entradas player
RockFM la casa del Rock
RockFM

Entrevista a GRITANDO EN SILENCIO

Raúl Carnicero charla con Marcos Molina de Gritanto en Silencio en pleno arranque de la gira de presentación de Material Inflamable.

Hace unas semanas estuvisteis presentando en acústico Material Inflamable en Sevilla, Madrid, Valencia, Barcelona, Bilbao y Málaga, y el pasado fin de semana arrancasteis la "Gira Incendiaria" en Bilbao y Vitoria. ¿Qué emociones y qué sensaciones recorren vuestros cuerpos estos días?
Pues es una verdadera liberación poder empezar a hacer carretera otra vez y tocar temas nuevos. Temas que además, al ser un disco tan rockero, son muy fáciles de defender en directo y hacer que suenen a auténtica descarga de energía. Estamos muy contentos del resultado y eso que esto no ha hecho más que empezar.

Tengo entendido que en apenas dos semanas os hicisteis más de tres mil kilómetros… Lo digo porque siempre que he entrevistado a bandas sevillanas me han dicho que el ser de Sevilla es un hándicap a la hora de montar una gira y tener que tocar en Euskadi, por ejemplo... ¿Lo es?
La verdad es que sí... Partir de las periferias siempre es más complicado a la hora de montar una gira. Y más si eres de Andalucía. Porque aunque un vasco lo tiene igual de difícil para venir aquí que nosotros para ir allí, la verdad es que en el norte hay mucho movimiento de rock. Sin embargo en Andalucía el rock está muchísimo más difícil. Nos guste o no, es más fácil vivir del rock tocando "de Despeñaperros hacia arriba que desde Despeñaperros hacia abajo".

No sé si durante la promoción de Material Inflamable ha habido alguien que se ha atrevido a preguntaros por qué ese título. Escuchando el disco, sobran las palabras... Fue por eso, ¿no?
Sí, principalmente porque el disco es una descarga de energía. Pero también tiene relación con la portada: un corazón en llamas. Este disco vuelve a la tónica general de la banda con canciones más introspectivas, y quitando algunas de corte social, en general se vuelve a hablar emociones y de lo que nos hace arder por dentro. De lo que merece la pena en la vida y de lo que no lo merece. De dejar a un lado la comodidad. De echarse la maleta al hombro para perseguir nuevos horizontes y sueños en la bruma. Y de que la vida es una batalla perdida de antemano, que dura hasta nuestro último latido, y que somos los únicos encargados de hacer que como tantas otras causas perdidas..., sea una batalla que vale la pena librar.

Material Inflamable tiene quizás un sonido más duro e incluso más anglosajón que vuestros tres anteriores discos. No sé hasta qué punto ha tenido que ver en esto la labor de Haritz Harreguy (Barricada, S.A., Berri Txarrak, Habeas Corpus) como co-productor del mismo…
En realidad el disco ya llegó producido a Usurbil. Carlos Romero metió mano en la producción de seis temas porque íbamos pillados tiempo como para andar con ensayo y error. Y grabamos maquetas bastante buenas; se puede decir que hemos grabado el disco dos veces. Así que cuando llegamos a Euskadi teníamos muy claro lo que queríamos en cuanto a sonido para cada tema. Que precisamente era un sonido más parecido al de la escena internacional, y delegamos en Haritz la labor de conseguirlo. Él nos entendió a la primera, y el resultado está a la vista.

De las once canciones del disco, me llamaron la atención ya en la primera escucha las letras comprometidas de “Ya Debió Cambiar” o “Lágrimas De Un Paria”. ¿Cómo surgieron ambas?
“Ya Debió Cambiar” nació de una petición de un fan durante la pasada gira. Después de un concierto se me acercaron dos chavales a decirme que lo único que echaban en falta en Gritando en Silencio era un tema sobre la tauromaquia. Y yo les dije que era cierto. Que lo tenía pendiente desde hace tiempo y que intentaría tener una para el próximo disco. Para "Lágrimas De Un Paria" solo hizo falta estar viendo las noticias cuando estalló la guerra en Siria y el posterior conflicto migratorio. Ver a aquella reportera húngara ponerle una zancadilla a un padre que corría con su hijo hizo que se me saltaran las lágrimas, por la falta de empatía y la alienación a la que puede llegar un ser humano que ve a otro sufrir delante de sus narices. Así fue como decidí escribir la historia desde la perspectiva de un refugiado, y fue la primera canción de Material Inflamable.

Son ya quince años de historia los que tiene Gritando en Silencio y yo recuerdo entrevistaros en vuestros inicios cuando hicisteis vuestro primer sold out en Madrid gracias al boca a boca. No sé hasta qué punto sois conscientes del poder que tienen las canciones en este sentido…
Si algo hemos sacado en claro de la gira de promoción acústica, donde hemos podido estar más cerca que nunca de la gente, es el inmenso cariño y la estima que muchos nos tienen. A veces no somos conscientes del efecto que puede llegar a causar una canción en el momento o el estado mental apropiado. Pero ha habido algunas historias y algunos abrazos en los que hemos tenido que hacer un esfuerzo para que no se nos saltaran las lágrimas. No sé si le pasará a todo el mundo..., pero nosotros desde luego tenemos un público maravilloso, que a menudo nos obsequia con momentos especiales y algún que otro nudo en la garganta.

El pasado mes de noviembre, Material Inflamable debutó en el puesto número 12 de la Lista Oficial de Ventas en España, convirtiéndose en el disco de rock en castellano más vendido de esa semana... ¿Cómo vivisteis aquello? ¿Y qué le pedís a la vida a corto, medio y largo plazo?
Creo que la frase al ver lo de la lista fue algo como "¡joooder... esto se nos ha vuelto a ir de las manos!". Y sobre qué le pedimos a la vida: a corto plazo, que haya mucho rock y mucha carretera; a medio plazo, que el rock nos permita llevar una vida digna sin tener que hacer malabares; y a largo plazo lo típico, llegar a mi entierro tarde, enamorado..., y a ser posible un poco borracho.

¡Enhorabuena por el disco! ¡Muchas gracias y mucha suerte!


inicio noticias agenda emisoras entrevistas