abc.es
facebook twitter youtube e-mail
inicio noticias agenda emisoras entrevistas parrilla venta de entradas player
RockFM la casa del Rock
RockFM

THE BEATLES en la azotea

En el día en el que se cumplen 50 años del histórico último concierto de los "Fab Four" recordamos sus intrahistorias.

El 30 de enero de 1969 quedará para los restos como el día en el que The Beatles ofrecieron su más que icónica última actuación. Para los más despistados, recordamos que dicho show tuvo lugar en el tejado de las oficinas de Apple Corps Ltd.; el conglomerado empresarial de la banda de Liverpool, que incluía su propia discográfica, Apple Records, además de Apple Electronics, Apple Films, Apple Publishing y Apple Retail. El conocido como Apple Building estuvo situado en el número 94 de la célebre Baker Street (donde se abrió la llamada Apple Boutique) y más tarde se trasladó al número 3 de Savile Row, también en Londres, a un edificio cuyo sótano albergaba los ya legendarios Apple Studios. Y allí (cinco pisos más arriba) es precisamente donde tuvo lugar el que es sin duda el concierto más universal de la historia de la música.



El contexto de “El Concierto de la Azotea” se enmarca dentro de las sesiones de grabación del disco que más tarde bautizarían como Let It Be y que, aunque se grabó antes que Abbey Road, finalmente sería el último álbum de estudio publicado por el cuarteto de Liverpool. ¿Y cómo estaba el patio por aquel entonces? Pues John Lennon enganchado a diversas sustancias (y a Yoko Ono), George Harrison amenazando con dejar el grupo al sentirse minusvalorado por sus compañeros, Paul McCartney intentando tirar de un carro que ya no tenía ruedas y Ringo Starr, como todos los baterías, mediando en la sombra… Total, que con este “ambientazo”, la banda decidió cambiar de lugar las sesiones de grabación. Dejaron  los fríos estudios de cine de Twickenham, donde el director Michael Lindsay-Hogg iba a rodar un documental, y se “refugiaron” en sus Apple Studios con Billy Preston (colegón del grupo desde su estancia en Hamburgo), que más tarde pasaría a la historia como el único invitado del concierto más famoso de todos los tiempos.



La cosa es que The Beatles querían una actuación única y entre las descabelladas opciones para la época se habló de tocar en un barco lleno de fans, en un hospital con niños enfermos, en el desierto del Sahara o frente a las Pirámides de Guiza (Egipto). Sí, amigos… Los Escarabajos también fueron unos adelantados a su época en esto, inventándose sin darse cuenta muchas de las performances que hoy en día llevan a cabo artistas como Jon Bon Jovi con su crucero “Runaway To Paradise” o Red Hot Chili Peppers con su espectáculo “Live At The Pyramids”, por poner tan sólo algunos ejemplos.



Pero como el horno no estaba para bollos, la banda optó por la opción más “cómoda”: subir todos sus cacharros al tejado del edificio donde estaban grabando y ponerse a tocar ahí a la hora del almuerzo de un día laborable. Finalmente eso sucedió el jueves 30 de enero de 1969; The Beatles ofrecieron su primer concierto desde su gira americana de 1966 y paradójicamente también el último de su carrera. Y no sabemos hasta qué punto influyó que les cortaran el rollo sus propios vecinos, ya que fueron ellos los que llamaron a la policía quejándose del ruido... 



OTRAS CURIOSIDADES

1) John Lennon y Ringo Starr llevaban abrigos de mujer (de sus mujeres)
Y los pusieron de moda. Porque el abrigo que llevaba John Lennon era de Yoko Ono y el de Ringo Starr era de su esposa Maureen. Mes de enero, siete grados de máxima en Londres, viento helador y la omnipresente amenaza de lluvia. De ahí que pensaran aquello de "ande yo caliente, y riáse la gente"...

2) Los micrófonos se envolvieron con medias de mujer (compradas)
Bueno, hablamos sólo de los micrófonos de estudio que se usaron para grabar la batería y los amplificadores (más delicados a la hora de luchar contra el sonido del viento). El encargado de comprar esas medias fue el mismísimo, que esa misma mañana fue a comprar tres pares de medias sin importarle la talla. De ahí que siempre haya dicho que pensaron que era un ladrón de bancos...

3) La Telecaster de George Harrison fue un "regalo"
Pues sí, la Fender Telecaster de este concierto fue construida por los luthieres Roger Rossmeisl y Philip Kubicki, ya que la compañía de guitarras quería lanzar una nueva línea hecha por entero de palo rosa y de ahí que se la regalaran al bueno de George (publicidad gratis, ya se sabe)...

4) John Lennon usó "teleprónter"
Vaaaale, realmente fueron unas tarjetas que el asistente de las oficinas de Apple, Kevin Harrington, sostuvo arrodillado fuera del cuadro de la cámara con las letras de "Dig a Pony". Y es que Lennon siempre tuvo problemas para memorizar hasta sus letras (como tantos cantantes, eh).

5) El edificio es ahora una tienda (de ropa infantil)
Es el signo de los tiempos... Pasó con Madrid Rock y también con el edificio Apple, que se vendió en 1976 y que en 2012 fue comprado por Abercrombie & Fitch, una tienda de ropa infantil, lo que removió los estómagos de los historiadores londinenses y los seguidores de la banda. 

En fin, menos mal que se grabó en vídeo... ¡Disfrútalo!



SETLIST
"Get Back"
"Don´t Let Me Down"
"I´ve Got a Feeling"
"One After 909"
"Dig a Pony"
"Get Back"

Raúl Carnicero
(@Raul_Carnicero)


inicio noticias agenda emisoras entrevistas