Adrian Smith (Iron Maiden) explica la desastrosa situación que le hizo dejar la banda en los '90

El guitarrista de Iron Maiden explica los motivos por los que tuvo que dejar el conjunto inglés
Adrian Smith (Iron Maiden) explica la desastrosa situación que le hizo dejar la banda en los '90

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista radiofónica publicada en Youtube, el guitarrista de Iron Maiden, Adrian Smith, ha hablado sobre la situación que le llevó a salir de la banda en 1990, así como sus comienzos con la misma.

Cabe destacar que, en 1972, Adrian fundó una banda llamada Urchin con el que sería su compañero en Iron Maiden, Dave Murray. En 1974, Dave abandonó el conjunto para acabar uniéndose a la Doncella de Hierro en 1976. No sería hasta 1980 cuando Smith se uniría al grupo, dando por finalizada su aventura con Urchin.

"Ambos nacimos en el mismo pueblo y él fue quien me inició en esto de la guitarra. Mi primer instumento se lo compré a él por unas 500 libras, era algo que el tenía cogiendo polvo", explica Smith, que después pasó a explicar por qué no se unió antes al legendario conjunto inglés.

"Es un hombre tranquilo, pero siempre ha sido ambicioso. Iniciamos aquella pequeña banda, pero a penas dimos conciertos o hicimos nada. Nos apuntamos a algunos concursos de talentos y lo hicimos bien. Solíamos tocar Santana y Thin Lizzy, nos encantaba 'Whiskey in the Jar'. Él podía tocar todo eso y era genial. Lo que yo hacía era cantar y tocar los acordes, pero creo que él quería ganarse la vida con ello y por eso comenzó a contestar a anuncios de bandas que buscaban integrantes".

"En aquella época teníamos la revista Melody Maker, que tenía anuncios en la parte de atrás. Podías leer cosas como 'Se busca guitarrista' o 'Se busca cantante con su propia PA'. Entonces Dave fue y dio un par de conciertos, así que nos volvimos a cruzar, seguimos tocando juntos y hasta volvió a unirse a Urchin cuando se enfadó con uno de los miembros de Maiden en 1977. Creo que tuvo un problemas con Dennis Wilcock, el cantante de la banda entre 1976 y 1978".

"Volvió con nosotros, pero se fue rápido, porque Steve Harris le convenció para que volviera a Maiden. El caso es que, a lo largo de los años, nunca hemos dejado de encontrarnos"; narra el guitarrista.

No sería hasta 1980 cuando Adrian Smith dio el paso de incorporarse a la banda: "Fue antes de grabar 'Killers', aunque nada más llegar sacamos un single, creo que fue 'Wrathchild'. Grabamos aquello y, después, nos tomamos un descanso del estudio. Hicimos una breve gira para acostumbrarnos un poco y después acabamos el disco con el productor Martin Birch, que, tristemente, falleció el pasado agosto".

Una década después, Smith dejaría la banda en su etapa más convulsa. Así explica el guitarrista lo que cambiaría de aquella época y la verdadera historia de lo que sucedió: "Probablemente hubiera refinado más mi sonido. En 'Somewhere in Time' (1986) y en 'Seventh Son' (1988) conseguimos una producción más trabajada, algo que me gustaba".

"Creo que lo que Steve quería hacer, y quizás también Bruce Dickinson, era buscar un sonido realmente duro y crudo. Consiguió el estudio portátil de los Stones pero no teníamos demasiadas canciones y, para ser honesto, a mí me estaba costando cada vez más".

"Quería componer algo brillante, estaba desesperado, al igual que todo el mundo. Estaba pasándolo mal. No sé por qué, supongo que porque me estaba metiendo demasiada presión a mí mismo. El caso es que comenzamos a grabar o, mas bien, empezamos a trabajar, y mi falta de entusiasmo hizo que el resto de la banda se acabara enfadando. Eso fue todo".

RockFM