Alemania excluirá a todas las personas no vacunadas de los eventos en directo: así es la regla 2G

La decisión de Alemania será de obligatorio cumplimiento en todas aquellas áreas donde se estén registrando 350 casos por cada 100.000 habitantes
Alemania excluirá a todas las personas no vacunadas de los eventos en directo: así es la regla 2G

Tiempo de lectura: 3’

El coronavirus sigue monopolizando nuestro día a día. La pandemia continúa afectando seriamente a todos los países del mundo, que no paran de tomar medidas para tratar de mantener lo más controlado posible el avance de la misma. Sin ir más lejos, en nuestro país estamos asistiendo a un incremento paulatino de los contagios. Una subida que en zonas como el País Vasco o Navarra están a punto de suponer la implantación de nuevas medidas restrictivas.

El norte de Europa tampoco se libra de este aumento de contagios. Francia tomaba hace unos días una seria decisión. El país galo cerraba las discotecas y recomendaba la vacunación para niños de 5 a 11 años. Pero ha habido un país que ha ido un poco más allá y ha optado por tomar medidas adicionales y más restrictivas. Es el caso de Alemania, que ha prohibido a las personas no vacunadas participar en eventos en directo y ha cerrado también los clubes nocturnos.

La decisión del país teutón será de obligatorio cumplimiento en todas aquellas áreas donde se estén registrando 350 casos por cada 100.000 habitantes, en la última semana. Sin duda alguna, esta medida es una de las más restrictivas que se han tomado en todo el continente europeo en las últimas semanas. Y es que solo aquellos que estén completamente vacunados contra la enfermedad o se hayan recuperado del virus en los últimos seis meses podrán ingresar a espacios culturales, restaurantes, cines, instalaciones de ocio y muchas tiendas.

LA REGLA 2G

La regla, llamada 2G (que significa "genesen" para recuperados en los últimos seis meses y "geimpft" para vacunados) difiere de la regla 3G del país, que también permitía realizar pruebas como un componente de las medidas de entrada a los recintos de espectáculos y diferentes eventos. Este 2G ya está en vigor en todo el país en lugar de en determinados estados alemanes.

Como hemos adelantado, los clubes nocturnos deben cerrar en áreas donde se han registrado 350 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. Los eventos al aire libre están limitados al 50 por ciento de su capacidad con un máximo de 15.000 asistentes, mientras que los eventos en interiores están restringidos al 50 por ciento de su capacidad con un máximo de 5.000 personas. Y, por supuesto, las mascarillas son obligatorias en todos ellos.

Este movimiento se produce después de que muchos países de la Unión Europea, entre los que encontramos a España, se hayan comenzado a plantear la obligatoriedad de la vacunas. Ya hace unos días Angela Merkel anunció que la vacunación podría ser obligatoria para el mes de febrero en Alemania. Algo que países como Austria ya han confirmado.

Detlef Kornett, director ejecutivo de la agencia de venta de entradas y promotora con sede en Berlín DEAG, reveló en declaraciones a IQ: “Creemos que establecer reglas claras es útil y bueno para nuestro negocio, siempre que sean sensatas y racionales y, por lo tanto, acojan las reglas 2G”.

“La industria en vivo presionó al gobierno ya en el verano de este año para introducir la regla 2G para todos los eventos en vivo. Elimina la confusión sobre las pruebas, los certificados y cómo verificarlos y registrarlos, lo que en general facilita las operaciones de un evento en vivo. Pero también fomenta la vacunación y es una alta tasa de vacunación lo que nuestra industria necesita para volver a la normalidad”, comentó.

“Sin embargo, esa variación de reglas hace que las giras e incluso los conciertos individuales sean imposibles y genera incertidumbres e injusticias en toda Alemania. El resultado final es que, en algunos casos, los eventos en vivo se vuelven imposibles o económicamente inadecuados", terminaba detallando.

Veremos qué acaba sucediendo en las próximas semanas, con la Navidad a la vuelta de la esquina, y el resto de países europeos planteándose cómo afrontar el reto de mantener bajo control el avance de la pandemia.


RockFM