La amistad de Flea (RHCP) con la gorila Koko: “Iba siempre a por mis pezones”

El bajista de los Red Hot Chilli Peppers ha recordado su reunión con animal mientras comía alitas picantes

Tiempo de lectura: 2’

Los podcast son los nuevos late nights donde las grandes estrellas van a contar sus historias más graciosas y más intimas. Pero a eso se le une que tienen que pasar ciertas pruebas que muchos pueden pensar que sirven para debilitar al entrevistado y se abra más (todo entre risas, claro). Uno de los últimos en pasar por esto ha sido el bajista de los Red Hot Chilli Peppers, Flea, quien ya te hemos contado que desvelo en el programa “Hot One”, cual fue el disco punk que le cambio la vida. Este programa consiste en una entrevista a famosos mientras comen alitas de pollo picantes.

Su amistad con Koko la gorila

Además de la música, este podcast ha sacado a relucir uno de los momentos que más han marcado al artista. Su relación con la gorila de la Universidad de Standford, Koko. Esta gorila, que murió en 2018 a los 46 años, conocía el lenguaje de signos y era capaz de interpretar mil palabras en esta lengua, además de que comprendía más de 2.000 del idioma ingles.

El bajista de la banda californiana y la gorila se conocieron en el año 2016. Flea fue el primero en intentar contentar a Koko a través de piropos: “Sus cuidadores me decían que le dijese cosas bonitas, que eso le gustaba mucho”. Y el artista procedía a piropearle mucho: “Le decía: “Koko eres tan hermosa. Dios mio, que guapa eres. Tus ojos, tu cara, todo tu cuerpo. Eres tan guapa.” Así todo el rato”.

Parece que después de eso, Flea le cayó en gracia a la gorila... quizas demasiado. “Koko empezó a ir directamente a mis pezones. Quería tocarlos todo el rato. Y yo la paraba”. Un momento un poco incomodo que paso sin más problemas.


https://youtu.be/HxqkfHeIadw?si=fkfDhlxZmQAQJHbh




Koko tocando el bajo

Tras un rato de conversación, el bajista y la gorila entablaron una bonita confianza que permitió que él se tumbará a su lado tranquilamente mientras ella tocaba su bajo (el instrumento músical). Esta experiencia fue muy enriquecedora para al músico, ya que no muchos han tenido la oportunidad de expresarse verbalmente con una animal. En palabras de él mismo: “Esto es lo más genial que me ha pasado nunca”.



https://youtu.be/7HS_wPT8vRU?si=9RTPEZrsETM5Yj9L




RockFM