Andreas Kisser (Sepultura) confiesa los motivos por lo que tuvo que dejar el alcohol: "Era un esclavo"

El músico ha afirmado que se encuentra mejor ahora con 52 años que cuando era joven
Andreas Kisser (Sepultura) confiesa los motivos por lo que tuvo que dejar el alcohol: "Era un esclavo"

Tiempo de lectura: 3’

Todo en exceso es malo. Blabbermouth nos cuenta que el guitarrista de Sepultura, Andreas Kisser, afirmó que se encuentra, a sus 52 años de edad, mucho mejor que cuando tenía 21 o 22 años.

Todo ello debido a que decidió dejar el alcohol. "Dejé el alcohol hace casi un año y medio y me siento más despejado", reveló Kisser.

Todo ello a raíz de una entrevista realizada recientemente. Cuando se le preguntó si había dejado de beber porque sentía que se estaba convirtiendo en un problema o simplemente era una forma de estar más sano, el músico dijo: "Ambas cosas. Me di cuenta de que era un esclavo del alcohol. En cada situación en la que tenía que elegir un restaurante o qué tipo de viaje haría con mi familia, a qué tipo de cosa social iríamos, el alcohol era el mayor elemento para tomar las decisiones. Como, 'En esta tierra, no sirven alcohol, así que no quiero ir allí'. Ese tipo de cosas. No importaba si estaba con mi familia o con grandes amigos, el alcohol pesaba más que cualquier otra cosa. Me di cuenta de que me estaba perdiendo por esa idea y por las decisiones que estaba tomando. Tenía una sombra oscura que tomaba las decisiones por mí. Se interponía en mi relación con todo el mundo: mi familia, mis amigos y conmigo mismo. Entonces lo dejé de una noche para otra".

"Una vez que me di cuenta de que era un esclavo del alcohol, estaba muy claro el camino que tenía que seguir. Tomé la decisión y me siento muy bien. No siento ninguna necesidad de beber. Me encanta beber, no me malinterpretes, pero ya lo hice. Sé lo que es y también sé que es muy peligroso, especialmente con el estilo de vida que llevo: fiestas entre bastidores; todo es gratis y fácil de conseguir. Hay que tener mucho cuidado con ese tipo de situaciones, y me alegro de haber tomado esta decisión. Estoy en paz conmigo mismo con eso. No hice ninguna promesa a nadie ni a ningún santo ni a ninguna situación. Fue una elección que tuve que hacer. Si hiciera una promesa a algo, pondría toda la responsabilidad en esa promesa y no en mí mismo, así que tengo que enfrentarme a eso y abrazar realmente la elección y me siento muy bien".

Andreas añadió: "El alcohol es muy peligroso, pero como he dicho, me gusta beber".

Por desgracia, Kisser no es el único miembro de Sepultura que tiene problemas con el alcohol. En el año 2016, el ex líder del grupo, Max Cavalera, dijo que había sido "straight edge" en ese momento durante una década. "Hace 10 años era una especie de desastre, bebiendo y tomando muchas drogas, y eso estaba afectando a algunas de mis giras", declaró entonces. "Soy un tipo muy extremo, así que cuando hago algo, lo hago hasta el final. Dejé de beber y drogarme por completo, y cuando lo hice, me di cuenta de que mi pasión por el metal crecía aún más. Me aficioné más al metal, a las nuevas bandas y demás".

Cavalera reflexionó sobre su batalla de 16 años con la adicción a las drogas y el alcohol. Dijo a la revista que se enganchó a los medicamentos recetados no mucho después de la muerte de su padre. "Tomaba demasiados a diario y encima bebía", dijo. "Es una combinación letal, y luego añadí medicamentos para dormir encima de todo eso”.

“Es un milagro que siga vivo".

Cabe señalar que el año pasado Sepultura puso en marcha ‘SepulQuarta’, un evento semanal en el que la banda daba a conocer su colorida historia, participaba en sesiones de preguntas y respuestas con los fans e interpretaba música mientras estaba en la cuarentena.

Algunas de sus mejores colaboraciones musicales, como por ejemplo las realizadas con Megadeth, Anthrax, System Of a Down o Testamen, serán publicadas como un álbum completo, también titulado ‘SepulQuarta’ el próximo 13 de agosto.



RockFM