Angus Young sorprende a Brian Johnson explicando cómo decidió dejarle entrar en AC/DC

El guitarrista de AC/DC explica cómo se decidió que Brian Johnson entrase en la banda
Angus Young sorprende a Brian Johnson explicando cómo decidió dejarle entrar en AC/DC

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista en el podcast Let There Be Talk, Angus Young, guitarrista de AC/DC ha sorprendido a su compañero, Brian Johnson, contando la historia de cómo él y el difunto Malcolm Young decidieron que el cantante entrara a formar parte de la banda. Cuenta la historia que Johnson hizo su audición en marzo de 1980. Tras esperar una hora en los Vanilla Studios, el cantante cantó el tmea "Nutbush City Limits", "Whole Lotta Rosie" y "Highway to Hell". Después de la prueba, ignorando lo bien que lo había hecho, el vocalista se marchó a grabar el jingle de un anuncio de aspiradoras. Pero, ¿qué pasó mientras? Angus lo ha desvelado:

"Una semana después de conocerle, Brian volvió de nuevo, nos juntamos todos y tocamos algunos temas. Mal y yo nos sentamos y estuvimos ensayando algunas ideas y le probamos para ver qué tal funcionaba todo. Recuerdo que le dijimos: 'Solo canta, haz lo que te venga a la cabeza'. Y Mal dijo: 'Te contactaremos tan rápido como sepamos lo que vamos a hacer'".

"Después de que se marchara, Mal y yo nos pusimos a tocar y tuvimos una idea, o más bien la tuvo él, para la canción de 'Back in Black' y yo le sugerí que la conectáramos a una pieza antigua en la que ambos habíamos trabajado. '¿Y si cogemos esto? No lo hemos usado antes y podíamos intentar conectarlo a la canción y hacer una línea vocal', le dije. '¿Sabes qué? Brian podría llegar a esas notas y tiene esa potencia en la voz'. El productor Mutt Lange también había escuchado lo que habíamos hecho con él y le había gustado. Brian tenía todas las cualidades que buscábamos. Después Malcolm dijo: 'Dejadle conmigo'".

Brian Johnson, en aquel momento, se sorprendió. "No había escuchado ese lado de la historia y me parece fascinante. Recuerdo la llamada de teléfono de Malcolm. Era el cumpleaños de mi padre, él vivía en Newcastle y yo le había comprado una botella de whiskey de regalo. Fui a casa con mis padres y no había nadie allí. Eran como las dos o dos y media de la tarde y sonó el teléfono. Malcolm tenía el número de mi padre y mi madre. Esa era la llamada. Le dije a Mal: 'Espera, ¿estás seguro de que esto no es una broma'. Él me dijo: 'No'. Y yo le contesté: 'Vale, ¿puedes llamarnos de nuevo en 10 minutos para asegurarme de que no estoy soñando?' ¡Y lo hizo! ¡Dios le bendiga! Y me acuerdo que que me propuso grabar el disco: '¿Te gustaría venir a las Bahamas? Vamos a grabar un disco'. Le dije que sí. Y él me dijo: 'Mi gente se pondrá en contacto contigo, me voy a ver la televisión'".

"Colgué el teléfono y abrí el regalo de cumpleaños de mi padre. Me puse un vaso de whiskey paara celebrar, porque no tenía a nadie a quien decírselo", cuenta.

RockFM