Un año sin Ennio Morricone: el compositor que enamoró a las estrellas del rock

El compositor de cine falleció a la edad de 91 años
Un año sin Ennio Morricone: el compositor que enamoró a las estrellas del rock

Tiempo de lectura: 3’

Ennio Morricone fue uno de los compositores más influyentes de la industria del cine. A lo largo de su carrera, cuenta con más de 500 temas musicales y compuso la banda de más de 400 películas. Su heterogénea producción es siempre centro de polémicas, objeto de amores y odios. Tras cinco nominaciones sin galardón, recibió en febrero de 2007 un Óscar honorífico de la academia de Hollywood como homenaje a su exitosa carrera. (Vía: Ultimateclassicrock.com)

Su obra influyó en varios rockeros, especialmente en Metallica. La banda ha tocado 'The Ecstasy of Gold', parte de la partitura de Morricone para la película de 1966 dirigida por Sergio Leone “The Good, The Bad and The Ugly”, antes de sus conciertos durante décadas. Metallica grabó entonces una versión de la canción para un álbum de homenaje de 2007 titulado 'We All Love Ennio Morricone'.

El personaje de Clint Eastwood "El hombre sin nombre" en “El bueno, el malo y el feo” se convirtió en "uno de los primeros mentores en la pantalla que quería emular", dijo James Hetfield en el Festival de Cine de Mill Valley en 2014. Pero había temas más amplios en juego: "En realidad me identifiqué con cada persona de la película: el feo, el bueno y el malo. Sin profundizar demasiado, metafóricamente, todos tenemos eso en nosotros, todos tenemos el potencial de ser cada uno de esos."

Como se escucha en varias de las grabaciones en directo de la banda, Los Ramones también utilizaban 'The Ecstasy of Gold', para cerrar los conciertos. La actualización de Bruce Springsteen de 'Once Upon a Time in the West ', también grabada para 'We All Love Ennio Morricone ', ganó un Grammy a la mejor interpretación instrumental de rock. Roger Waters coescribió 'Lost Boys Calling' con Morricone para The Legend of 1900 de 1998.



La irrupción de Radiohead en OK Computer se produjo tras un periodo de intensa escucha de Morricone, según declaró en una ocasión el productor Nigel Godrich a Mojo. Mark Knopfler también afirmó que el compositor era una influencia. Danger Mouse, que ha producido a U2, Black Keys y Red Hot Chili Peppers, declaró a la revista New York Magazine que se refirió específicamente al enfoque del compositor a la hora de crear la instrumentación de 'Crazy ', el éxito número 2 de Gnarls Barkley en el Billboard.

Morricone se mostró humilde ante los homenajes. "Me ayuda a darme cuenta de que se me considera una especie de portavoz de mi época", dijo en Ennio Morricone:"y significa al mismo tiempo que algunas de mis obras han entrado en la cultura popular, aunque sea indirectamente".

'The Good, the Bad and the Ugly' fue la tercera y última entrega de la espaciosa Trilogía del Dólar, a menudo sin diálogos, de Leone. Morricone y Leone se conocieron en la escuela primaria, haciéndose amigos de por vida, y acabaron trabajando juntos en siete de los más de 500 proyectos cinematográficos de Morricone. Morricone era tan prolífico que, sólo en 1969, contaba con 22 créditos de composición diferentes.

Escucha a Metallica interpretando 'The Ecstasy of Gold'



Posteriormente, Morricone se hizo con un Óscar por la película de Quentin Tarantino de 2015 “Los odiosos ocho”, después de haber sido nominado por “La misión”, de Roland Joffe, y “Los intocables”, de Brian De Palma, entre otras. Eastwood entregó a Morricone un premio honorífico de la Academia por su contribución al arte de la música de cine en 2007.

Otros trabajos clave son “Érase una vez en el Oeste” (1968), “Frantic” (1988), “Bugsy” (1991), “Érase una vez en América” (1984) y “Cinema Paradiso” (1988), esta última ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Morricone obtuvo Grammys por “Érase una vez en el Oeste” y “Los intocables”, antes de que El bueno, el malo y el feo entrara en el Salón de la Fama de los Grammy en 2009.

Irónicamente, uno de sus primeros mentores tuvo que convencer a Metallica de que utilizara la música de Morricone. Al principio tocaron "una cinta de introducción realmente terrible que no era más que un corazón que latía y se aceleraba cada vez más", señaló Hetfield entre risas. "Esa fue una de las cosas más geniales que hizo nuestro primer manager. Eso fue prácticamente lo único que nos quedamos de él, en cuanto a consejos".

RockFM