25 años del cierre de la sala Palladium, una de las cunas del rock en Nueva York

Este local fue todo un emblema en la escena musical del país desde los años 60 hasta su cierre en 1997

Tiempo de lectura: 1’

Fue en agosto de 1997 cuando la historia del Palladium llegó a su fin. Ubicada en el lado sur de East 14th Street, entre Irving Place y Third Avenue, fue uno de los grandes templos de la música durante muchos años en Nueva York. Kiss, Rolling Stones, The Clash... todos quisieron tocar ahí.

Aunque no siempre fue conocido como Palladium, fue contruido en el año 1997 como academia de música centrada en otros géneros como la ópera. Eso quedo atrás en la década de los 50, pasando por sala de cine durante esos años hasta que llegó a ofrecer conciertos al nivel de los Rolling Stones, que fue el 1 de mayo de 1965. Muchas bandas de rock que tocaron en esta sala cuentan que tenía un tamaño íntimo, de unas 3.500 personas, pero con el gran sonido que podías dar hacía que los conciertos fueran más que especiales.

Aerosmith abrió para Humble Pie en el 71. En esa década también estuvieron Iggy Pop, Blue Öyster Cult, Kiss... Tuvo varias situaciones en las que el local cerro, volvió a abrir... De hecho, en unas de su reaperturas tocaron The Band con Bob Dylan en el 76, año en el que Bruce Springsteen tocó 6 noches con la E Street Band.

Y no solo es que hubiera espacio para el rock, sino que el punk también se hizo camino con espectáculos de los Ramones o los Clash. Y ahí fue donde el bajista de los últimos, Paul Simonon reventó su bajo y cuenta la historia de que lo hizo porque estaban acostumbrados a algo más ruidoso y quería que la gente se pusiera de pie: “Eso me frustró hasta el punto de que destruí este bajo”.



Escucha en directo Rock FM, la radio donde puedes escuchar una hora de rock sin pausa. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de Rock FM para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, Rock FM encontrarás el mejor contenido sobre tus bandas de rock de cabecera, los temas que no puedes dejar de escuchar, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

RockFM