Así acabó Gary Powell (The Libertines) desnudo en un ferry delante de Dave Grohl (Foo Fighters)

El batería se pasó con el alcohol y pasó por el momento más vergonzoso de su vida
Así acabó Gary Powell (The Libertines) desnudo en un ferry delante de Dave Grohl (Foo Fighters)

Tiempo de lectura: 2’

El batería de The Libertines, Gary Powell, ha recordado “el incómodo” incidente de 2006 en le que acabó completamente desnudo delante de Dave Grohl en un ferry.

Powell recuerda que fue “escoltado tras el escenario” después de haber bebido demasiado tras su actuación de su banda Dirty Pretty Things en el Festival de la Isla de Wight, donde los Foo Fighters eran los cabeza de cartel. Informa NME.

Hubo un momento incómodo en la Isla de Wright en 2006”, recuerda Powell en una artículo publicado en The Independent. “Los directivos iban a ver a Foo Fighters; antes habíamos estado en el escenario como Dirty Pretty Things. Nuestro agente de contratación también se ocupaba de los Foo, y me presentó a Dave Grohl y tuvimos una pequeña charla”.

Creo que eso me animó a pasar el día, porque Dave es increíble. Más tarde, sin embargo, empecé a beber. No dejé de beber. Foo Fighters apareció, pero en ese momento ya me había ido”.

Y añadió: “Estaba tan borracho que tuvieron que escoltarme hasta el backstage. Bobby Gillespie estaba allí con Primal Scream y, por la razón que sea, decidimos ir por ahí destrozando los camerinos de la gente. Los de seguridad me ayudaron a salir, pero en mi mente, ellos pensaron que yo era muy divertido. Me llevaron de vuelta al autobús y me encerraron hasta que estuvimos en el ferry y conseguí bajar de nuevo”.

Pero en ese momento, yo estaba desnudo. Todo el mundo andaba por ahí arriba, y decidí que tenía que ir a mear. Así que me puse detrás del camión – el viento soplaba por todas partes – y quién se baja del bus sino... Dave Grohl. Me miró y dijo: 'Qué buena pinta, tío'. ¡Dave Grohl me vio desnudo!”

Los Foo Fighters de Grohl ofrecieron la noche del domingo (20 de junio) el mayor concierto en un estadio de Estados Unidos desde que se produjo la pandemia en Nueva York.

La banda subió al escenario del Madison Square Garden ante más de 15.000 fans en lo que fue uno de los primeros eventos importantes que se celebraron desde que Nueva York levantó la mayoría de sus restricciones relacionadas con la COVID la semana pasada.


RockFM