Así ha entrado en pánico el batería de Tool al intentar cazar un ratón en su casa

Danny Carey ha sido sometido, entre alaridos de pánico, por el pequeño roedor
Así ha entrado en pánico el batería de Tool al intentar cazar un ratón en su casa

Tiempo de lectura: 2’

En días como los que vivimos, nunca está de más apreciar los momentos divertidos, y este es uno de ellos. No sabemos cuál es tu opinión sobre los ratones ni cuántas veces en tu vida habrás tenido que enfrentarte, cara a cara, con uno, pero hoy hemos descubierto que al batería de Tool, Danny Carey, le cuesta bastante soportarlos. (via Loudwire)

Hace unas pocas horas, el ex-batería de Guns N' Roses Josh Freese, ha publicado un vídeo en el que podemos verle junto a Carey, que intenta atrapar un ratón que anda suelto en lo que parece ser su casa. "Ninguna criatura estaba armando escándalo... salvo por un único ratón", dice en el post.

Aunque no se le pude ver la cara a Carey, no fueron poco los que, en la sección de comentarios preguntaron por él. Freese, entonces, respondió confirmando que, en efecto, el hombre luchando por atrapar al pequeño roedor no es otro el que el batería de Tool. Puedes verle en una camisa blanca y amarilla, levantando los muebles del domicilio en el proceso de caza.

Los gritos, desde luego, son totalmente impagables.

Sobre Tool, no tenemos noticias sobre cuándo o cómo volverán al escenario. Sin embargo, Carey apareció, hace tan solo unos meses, en una canción de Adam Johns junto con su compañero de banda Justian Chacellor. El track se tituló "The Witness" y hizo las veces de tráiler para el anuncio de la colaboración de John con la marca de guitarras Gibson.

Maynard James Keenan sigue sufriendo secuelas del coronavirus

Hace ya algunos meses, el frontman de Tool admitió haber dado algunos conciertos sufirendo coronavirus y, además, explicó que sigue sufriendo secuelas de su enfermedad.

Según Keenan, su médico le había confirmado -erróneamente- que estaba bien antes de volar de Australia a Nueva Zelanda, pese a que el cantante había perdido el sentido del gusto la noche anterior. Aún sin pruebas diagnósticas y con la mayor de las incertidumbres, el cantante dio los dos conciertos de forma íntegra.

"Yo bebía agua, me daba duchas calientes, me intentaba cuidar, tomaba té caliente, intentando que se pasara. Y la verdad e que fue horrible. Pero, claro, en aquel momento no sabías cómo de mala podía ser la cosa. Si hubiera sabido las posibles consecuencias, me hubiera dado un ataque de nervios".

Para intentar que le fuera más sencillo cantar, los miembros de Tool quitaron las canciones más exigentes de su set list, reduciéndolo, además, de 11 a 9 temas. Tras aquellos dos shows, vino la sorpresa.

Aunque el doctor de Nueva Zelanda no le mandó un test a Keenan, dado que lo consideró innecesario, Keenan acabó siendo diagnosticado de coronavirus en un vuelo a Hawaii, y ha estado sufriendo sus efectos secundarios desde entonces, tal y como afirma ahora el cantante.

"Todavía tengo la tos", admite. "Lo que sea que cogí, lo que sea que pillara en Nueva Zelanda, como podría haberlo pillado en cualquier otro sitio, todavía me provoca tos. A veces me pongo a toser y estoy 10 minutos echando cosas, así que aún tengo los pulmones dañados por ello".

La primera persona confirmada como positivo en COVID en Nueva Zelanda fue detectada en la tarde en la que tuvo lugar el primer show de Tool y se trataba de un ciudadano que, volviendo de viaje de Irán, dio positivo. El cuarto en ser confirmado como positivo fue un fan que asistió al show de Tool.

RockFM