Así fue el concierto “de la antigua normalidad” en Liverpool, con 5000 personas sin mascarilla ni distancia

La banda de indie-rock Blossoms fue la protagonista de este importante experimento sobre la música en directo
Así fue el concierto “de la antigua normalidad” en Liverpool, con 5000 personas sin mascarilla ni distancia

Tiempo de lectura: 2’

Como ya te adelantamos hace algunas semanas, ya ha tenido lugar, en Liverpool, el experimento más esperado de todos los fans de la música en directo. Tal y como informa Loudwire, los organizadores de este show, con el apoyo del gobierno británico, han conseguido realizar un show para 5000 personas en el que el uso de la mascarilla y la distancia social no eran obligatorios.

Por supuesto, esto no se hizo a lo loco. Cada uno de los asistentes al show tuvieron que someterse, cinco días antes del mismo, a una prueba de COVID-19, que, en caso de dar positiva, les impediría acceder al concierto, como es evidente. Sin embargo, esto no es todo, ya que, a la entrada del evento, todos los asistentes tuvieron que someterse a una prueba más. Además, como también hemos visto en conciertos de aquí, todos aquellos que asistieron tuvieron que dejar sus datos de contacto para poder ser avisados en caso de que hubiese un positivo.

¿Y para qué sirve todo esto, además de para ponernos los dientes largos a todos? Pues resulta que los datos que se extraigan de la celebración de este show, servirán para que las instituciones inglesas puedan determinar cómo son los efectos de expansión del virus en eventos de gran calibre y, de esa forma, comenzar a planear de una forma u otra el regreso de la música en directo.

El sitio donde se celebró fue una gran carpa construida solo para el evento, en el que tocaron Blossoms, conjunto de indie-rock, junto a el cantautor Zuzu y la banda de indie The Lathums, que abrió el show. En total, la suma de los conciertos duró seis horas.

“No quieres volver y sucede y, entonces, pasa algo y tenemos que regresar. ¿Sabes a lo que me refiero? Son 10 pasos”, dijo el batería de la banda Joe Donavan, explicando, de forma poco clara, que había que regresar muy poco a poco, de forma que un paso hacia adelante en la relajación de restricciones, no supusiera dos hacia atrás en un par de semanas.

El cantante y guitarrista del conjunto, Tom Ogden, añadió: “Sí, hemos esperado tanto tiempo que creo que si la gente, si la gente dijera.. Creo que, en algún punto, hubiera estado dispuesto a esperar hasta el año que viene si me hubieran garantizado que estaríamos de vuelta. Así que, ya sabes, no tenemos que tener prisa en abrirlo todo demasiado rápido. Creo que es mejor hacer como dice Joe, de la forma en la que lo estamos haciendo ahora”.

Más abajo, puedes ver las increíbles vistas que tenía la banda durante su concierto



Este es el segundo experimento para determinar los efectos de eventos a gran escala a medida que el mundo comience a abrirse y se vaya completando la vacunación.

Los resultados del expermiento aún no se han hecho públicos.

Como contraste, en Liverpool (no solo ocurre en España), la semana pasada se tuvo que intervenir una gran reunión social de hasta 3000 personas que realizaron una rave sin mascarillas ni distancia social. Y es que, pese a ser dos cosas muy similares, estos dos “eventos” no tienen nada que ver.

Actualmente, en Reino Unido solo se pueden reunir un máximo de seis personas al aire libre, aunque el próximo 17 de mayo, ese número se aumentará hasta 30.

RockFM