Así no, Kid Rock: el músico no cerrará su restaurante pese a las órdenes de prevención

Kid Rock ha vuelto a liarla, pero esta vez es mucho más serio
Kid Rock

 

Tiempo de lectura: 2’

Una de las medidas más importantes que se están tomando al rededor del mundo para frenar el avance del coronavirus ha sido la de cerrar bares, terrazas y restaurantes al público. Ante una situación cada vez más seria, no cabe duda de que hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para poder evitar que el sistema sanitario colapse. Sin embargo, el vocalista Kid Rock ha vuelto a hacer de las suyas, y esta vez ya no tiene gracia, dado que está poniendo en riesgo a todos los que están a su alrededor. 

En Nashville, casi todos los bares y terrazas han cerrado para prevenir el coronavirus. Sin embargo, el de Kid Rock no lo va a hacer, al menos hasta que le obliguen. Más concretamente tendría que ser el gobernador de Tennesse, Bill Lee, el que ordenara que se cierre. Junto con un puñado de locales de de Nashville, el Kid Rock's Big Add Honky Tonk & Steakhouse ha declarado lo siguiente:

"Apreciamos los esfuerzos del alcalde John Cooper para combatir el COVID-19, pero a no ser que haya una orden estatal, que obligue a todos los bares y restaurantes a cerrar, la petición del alcalde de que permanezcamos cerrados nos parece inconstitucional porque está apuntando a un grupo selecto de negocios". 

"Empatizamos con aquellos que tienen el COVID-19 y con todos los que están ayudando a calmar la crisis mientras que el mundo entero sufre esta pandemia. Sin embargo, uno de nuestros gerentes recordó, junto anoche, que pasó una epidemia de polio y no se tomaron medidas tan extremas. En definitiva, nuestros bares seguirán abiertos al servicio público hasta que haya una orden estatal que firme el gobernador de Tennessee", finaliza. 

El alcalde Cooper declaró un emergencia pública de salud y cerró todos los bares de varias zonas de la ciudad, además de reducir el aforo en otras. En el momento de la declaración, se habían confirmado 17 casos en la zona de Nashville, aunque se esperaba que se anunciaran más.

"Entendemos que estos cambios son difíciles, especialmente para los negocios y sus empleados y esperemos que duren poco", dijo el alcalde. "Nuestra prioridad estará enfocada en intentar ayudar a los trabajadores locales y hacer frente a los tiempos difíciles que inevitablemente causarán estas medidas de distanciamiento social en nuestros negocios y trabajadores. Continuaremos comunicándonos regularmente y seguiremos las recomendaciones que se nos hagan según avance esta emergencia", finalizó. 

Esperemos que la mala decisión de Kid Rock no le cueste la salud a nadie.

RockFM