Así nació la "misteriosa" portada de Led Zeppelin: "¿Dinero? Nos importa un carajo. ¡Simplemente hacedlo!"

'House of the Holy' es le quinto álbum de Led Zeppelin y llegó en un momento en el que la banda estaba en su momento más exitoso
Así nació la "misteriosa" portada de Led Zeppelin: "¿Dinero? Nos importa un carajo. ¡Simplemente hacedo!"
  • Bruce Alan Bennett
Shutterstock

Tiempo de lectura: 2’

Muchas personas hablan de este disco de Led Zeppelin como el primer álbum pronunicable, o básicamente con nombre. Eso es porque los cuatro discos anteriores eran homónimos a los que se le iba sumando un número romano al título. 'House of the Holy' salió en un momento donde Led Zeppelin estaba en uno de sus mejores momentos, a principios de los años 70, y la portada del disco tenía que ir acorde con el pedestal en el que se había conseguido colocar. Pero eso no fue tarea fácil.

La primera opción fue recurrir al grupo Hipnosis, los cuáles ya se habían encargado de diseñar discos de latalla del 'Dark Side of the Moon' de Pink Floyd. Por eso George Hardie, quien era el principal responsable de esta portada, contactó con Hipgnosis y tuvieron un primer encuentro con la banda. Es más, Jimmy Page comentó su primer y único momento juntos: "Les habíamos encargado el diseño de Houses of the Holy y este tío, Storm, vino con una foto de una pista de tenis verde eléctrico y una raqueta. Yo dije '¿Qué demonios tiene esto que ver?' y él dijo: 'Raqueta, ¿no lo captas?'. Le respondí: '¿Me estás diciendo que nuestra música es una raqueta? ¡Lárgate!'. No le volvimos a ver. Acabamos haciendo el trabajo con otro de los artistas. ¡Ese tipo tenía cojones! Imagínate, en la primera cita con un cliente."

Después llegaron otras dos opciones, la primera era colocar el símbolo ZoSo, que habían utilizado en su anterior disco, y querían expandirlo en las milenarias líneas de Nazca, en Perú. Pero la segunda fue la que más les gusto: querían pintar de oro y plata a una familia en movimiento hacia una especie fuente de poder que simbolizaba al grupo, y sería en una localización especial. En principio se pensó en las formaciones rocosas de la isla de Staffa en Escocia. Hipgnosis dijo que sería una idea cara, a lo Peter Grant respondió: "¿Dinero? Nos importa un carajo el dinero. ¡Simplemente hacedlo!"

El presupuesto para acceder a estas islas era demaisado alto, pero sobre todo complicado, por lo que se optó por ir a la Calzada del Gigante que se encontraba al norte de Bushmills, en Irlanda del Norte. Las personas que iban a salir en la foto tenían que estar pintadas para hacer la foto durante el amanecer, por lo que se despertaban a las 4 de la mañana para tener todo listo. Se quedaron sin pintura ya que el espectacular amanecer no llegaba y decidieron cambiar de planes. Se olvidaron de los adultos y se tomaron varias imágenes de los niños por separados y luego unirlas en el estudio para el resultado final.

El cuerpo de los niños acabó con un tono más rosáceo después de la producción, algo que al principio no gustó nada pero luego se dieron cuenta que daba un toque místico a la foto y podría ser hasta mejor. Los integrantes de la banda quedaron satisfechos con el resultado y fue la imagen que se eligió para este 'House of the Holy'.




RockFM