¡Asistir a conciertos alarga la vida!

Este tipo de eventos pueden extender la esperanza de vida hasta nueve años
ctv-egl-concierto

Tiempo de lectura: 2’

No hace falta que venga un estudio a decirnos que los conciertos son buenos para la salud, porque es evidente que son terapéuticos y que nos llenan de la energía suficiente para hacernos sentir vivos. Sin embargo, siempre viene bien de vez en cuando que nos sorprendan con el poder de la música. El último estudio que ha intentado hacerlo ha concluido que asistir a un concierto, incluso si solo se trata de veinte minutos, incrementa la sensación de bienestar en un 21%, el doble de lo que se consigue con una práctica de yoga o paseando al perro. 

El análisis, realizado en colaboración entre Patrick Fagan, profesor en la Universidad de Goldsmith (Londres) y el recinto 02 de la capital británica -donde se realizan numerosos recitales-, concluye que esa mejora del bienestar se podría traducir en un incremento de la esperanza de vida de hasta nueve años. Concretamente, explican que asistir a un concierto una vez cada quince días mejoraría la longevidad en casi una década. 

Los melómanos estamos de suerte, porque además de tener la posibilidad de vivir más, la investigación reveló que las personas que asisten regularmente a directos, son más propensas a experimentar “felicidad, productividad y confianza en sí mismas a los niveles más altos”. Asimismo, aspectos como la autoestima, la estimulación mental y el sentimiento de cercanía con otros también se verían afectados de una forma positiva. 

La explicación a estos resultados es que al cantar, saltar y bailar, se realiza un mayor esfuerzo cardíaco y mejoran, como consecuencia, las tasas psicométricas, es decir, aquellas que tienen que ver con el conjunto de caracteres psíquicos de un individuo y de los fenómenos relacionados con ellos. 

¿Te sientes triste? Pues quizás una prescripción (¡y sin receta!) de un par de conciertos de Metallica o Bon Jovi logre curarte. Ya no hay excusa para no acudir a directos, ¡es una cuestión de salud! 

RockFM