El bajo de Paul McCartney que se ha convertido en el más caro del mundo: este es su disparatado precio

El instrumento tocado por el legendario Beatle no está al alcance de casi ningún bolsillo

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa NME, este fin de semana se subastó un bajo que perteneció a Paul McCartney, se ha convertido en el instrumento de este tipo más caro de la historia.

Se trata de un Yamaha BB-1200, que McCartney utilizó tanto en el estudio como en directo con Wing, que se ha vendido por la friolera de 496.100 dólares (374.905 libras), batiendo el récord anterior de 384.000 dólares (290.190 libras) que se pagaron por el bajo de Bill Wyman, de The Rolling Stones, un Fender Mustang de 1969 que se vendió en 2020.

La subasta fue organizada por The Edge (U2) y el productor Bob Ezrin a beneficio de “los músicos del Golfo Sur” tras “la devastación que la pandemia de la COVID-19 ha provocado en las comunidades musicales” a través de la organización sin ánimo de lubro Music Rising.

Bandas y artistas como U2, Elton John, Pearl Jam, Rush, Tom Morello, Joan Jett, Bruce Springsteen, Lou Reed, Kings Of Leon, Johnny Marr, Green Day, Radiohead y Arcade Fire. La subasta ha conseguido generar la friolera de 2 millones de dólares.

El bajo de McCartney no fue el último instrumento que batió un récord aquella tarde, ya que la guitarra de Eddie Vedder, una Fender Telecaster Lake Placid Blue, que el músico destruyó dando un concierto, se ha vendido por 266.200 dólares, convirtiéndose en el instrumento roto más caro jamás subastado.

Sobre el evento, The Edge dijo lo siguiente: “Queremos dar las gracias a todo el mundo involucrado en esta maravillosa subasta, incluyendo a los artistas que, generosamente, han donado sus instrumentos personales y a todos los que han pujado, a lo largo del mundo, para ayudarnos a romper récords”.

“Los ingresos de Music Rising ayudarán a traer a la música en directo de vuelta al a la vida en parte del país cuya cultura musical ha sido enormemente influyente en el mundo”, continuó. “Tenemos una deuda con todos los que apoyan a Music Rising, que nos han dado una gran oportunidad de regresar a nuestras raíces y ayudar a aquellos músicos en problemas”.

Es conocido que uno de los dos bajos “originales” que Paul McCartney utilizó tocando con The Beatles fue robado e, incluso a día de hoy, no se conoce su paradero, mientras que el otro sigue siendo propiedad del nativo de Liverpool.

RockFM