Mr. Big, timados por una discográfica japonesa: "El sonido del disco era insportable"

Billy Sheehan, bajista de Mr. Big, reconoce que la banda fue timada por una discográfica japonesa
Mr. Big, timados por una discográfica japonesa: "El sonido del disco era insportable"

Tiempo de lectura: 2’

El bajista de Mr. Big, Billy Sheehan, ha reconocido que la banda "fue timada" por una discográfica japonesa con la que trabajaron en su último disco 'Defying Gravity' (2017). Estas declaraciones llegan después de que el cantante de la banda, Eric Martin, criticase a la misma compañía por el corto plazo que les dieron para finalizar las grabaciones del álbum, llegando a reconocer que se había sentido "empujjado contra un muro".

En una nueva entrevista con el podcast Music Mania, el bajista de Mr. Big ha reconocido "haber caído en una trampa" con el sello mientras trabajaban en el que sería el último disco de la banda con el difunto batería Pat Torpey. "El sello quería tener el disco para cierto día", dijo. "Y eso arruinó demasiados discos. Ojalá se hubieran dado cuenta de que el disco no estaba listo para salir aún, que tenían que darnos más tiempo".

Sin embargo, el problema no vino con la grabación del álbum en sí misma, sino con la masterización del mismo: "Estaba ahí cuando se hicieron las mezclas finales y era increíbles. Entonces nos vinieron las piezas masterizadas. ¿Qué narices pasó? Eran insoportables. Intentaron hacerlo otra vez, no funcionó, pero mandaron los discos de todas maneras", explica. "El sello arruinó el disco, porque insistieron en acabarlo corriendo. Si hubiéramos tenido un día más para masterizarlo bien, hubiera sido un buen álbum. Cuando escuchamos las mezclas, sonaban genial. Sin embargo, por desgracia, nos timaron".

Seehan también admitió que había visto a otras bandas sufriendo la misma situación: "La discográfica tiene listo al departamento de marketing y quieren tener el disco ya. He visto bandas que dicen que no, que mala suerte porque el disco aún no está listo para salir. Desearía haberlo hecho, porque no tiene la misma vida que tenía en aquellas mezclas".

"No es mi disco favorito de Mr. Big, pero creo que si no se hubiera fastidiado el proceso de masterización, hubiera sido mucho mejor", admirtió el bajista. "Una vez escuché a un par de personas diciendo que el álbum sonaba fatal. ¿Qué iba a hacer? ¿Decirles que tenían razón? Tuve que aguantar, callarme y seguir promocionando el disco, pero, en el fondo, sabía que estaba mal. El prodcutor, Kevin Elson, tenía el corazón roto, todo porque no conseguimos que nos dieran el tiempo para hacerlo bien. Así que, allí fue otro disco".

RockFM