“Black Hole Sun” de Soundgarden: cinco cosas que no sabías sobre la canción

Sacado del 'Superunknown' de 1994, este es uno de los grandes clásicos de Soundgarden
ctv-i3s-soundgarden

Tiempo de lectura: 3’

Un clásico atemportal con un videoclip de lo más inquietante, así se podría definir el “Black Hole Sun” de Soundgarden, un temazo sacado del 'Superunknown' de 1994, cuarto álbum del conjunto de Seattle. El tema se acabaría convirtiendo en uno de los más célebres -si no el que más- de los de Chris Cornell y compañía. A día de hoy, sigue siendo tan escuchado y celebrado por los fans de la extinta banda como el primer día. Sin embargo, ¿sabías que también tiene algunas curiosidades ocultas? Aquí van cinco cosas que no sabías del “Black Hole Sun” de Soundgarden. 

1. Fue escrita íntegramente por Chris Cornell

Lo cierto es que a Cornell le sentaba muy bien escribir esta clase de temas. “Si escribo letras oscuras o turbias, suele hacerme sentir mejor”, afirmó en una ocasión. Esta canción, ciertamente, lo es. De hecho, ayudó en gran parte a asociar el grunge con su característica relación con la depresión y la angustia. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, en esta letra, Cornell no está sufriendo ni pidiendo ayuda, como podría ocurrir en temas de bandas como Nirvana, sino que, simplemente, está plasmando ideas oscuras. 

2. Soundgarden no la sacó como single y la estrategia les salió bien 

Aunque sonó mucho en la radio, dada la popularidad del grunge y del formato alternativo en la época -con Pearl Jam o Stone Temple Pilots sonando junto a Soundgarden-, el tema no salió, en un principio como single. ¿Por qué? Pues porque, en aquel momento, era una práctica usual no sacar canciones en ese formato para que la gente se animase a comprar el disco entero. Así fue con el 'Superunknown', que llegó al número 1 de la lista de los más vendidos en Estados Unidos. 

3. Peter Frampton hizo una versión del tema que le dejó “sin palabras”

En 2006, Peter Frampton incluyó una versión instrumental la canción que incluyó en su disco 'Fingerprints'. Las letras fueron reemplazadas por la guitarra de Frampton y por su talk box, instrumento también popularizado por Richie Sambora en Bon Jovi. Lo único que se puede distinguir en la canción son las palabras “Black hole sun, won't you come” del estribillo tras el puente del tema. 

4. ¿Cuál es la historia detrás del videoclip? 

El videoclip de este tema es de lo más surrealista y oscuro, pese a haberse grabado a plena luz del día en un barrio suburbano. Lo cierto es que lo que se nos muestra es como un agujero negro se está tragando a todos los vecinos mientras la realidad, poco a poco, comienza a distorsionarse cada vez más. 

Los miembros de Soundgarden habían intentado grabar el videoclip con varios directores, pero ninguno entendía lo que la banda quería transmitir realmente. Aunque el grupo estaba desilusionado, decidió intentarlo una vez más con el director Howard Greenhalgh, que, desde un primer momento, pilló el rollo de la banda. Eso sí, el grupo le advirtió que no iba a hacer nada especial para el vídeo, simplemente se iban a limitar a tocar la canción sin demasiado empeño ni ganas porque la realidad era que no querían grabar nada. Al director le encantó la idea y acabó haciendo una curiosa obra de arte. 

5. La idea de la canción le llegó a Chris Cornell escuchando la radio

El nombre del tema se le ocurrió al vocalista cuando estaba en su coche, haciendo un trayecto de una media hora y, de repente, escuchó de fondo a un presentador de noticias diciendo algo que le sonó similar al nombre de la canción. Es muy probable que el locutor dijera algo diferente que Cornell simplemente escuchó mal. Sin embargo, la idea ya estaba en la cabeza del músico, al que rápidamente le vino el resto de la canción en en lo que quedaba de trayecto. Una vez llegó a su destino, se puso a escribirla rápidamente. ¡Quién iba a pensar que se convertiría en un himno! 

RockFM