Bob Rock (Metallica) desvela la verdadera historia detrás del sonido "desafinado" de la batería de 'St. Anger'

El que fuera productor de Metallica, explica el motivo detrás del sonido de la batería de 'St. Anger' (2003)
Bob Rock (Metallica) desvela la verdadera historia detrás del sonido "desafinado" de la batería de 'St. Anger'

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Tone Talk, el productor Bob Rock ha recordado varios detalles sobre la historia de su último trabajo con Metallica, 'St. Anger' (2003). Uno de los detalles sobre los que ha sincerado ha sido el porqué del sonido "desafinado" de la batería de Lars Ulrich en el álbum.

"No es algo que me moleste. Lo cierto es que, y esto es interesante, hay una historia detrás: mientras estábamos grabado el disco, fuimos a su 'club', estábamos en San Francisco y fuimos al sitio de Oakland donde solían ensayar con Cliff Burton", explica.

"Lo pasamos genial y Lars me habló de su batería, de cómo estaba montada en un cierto punto del local. Estábamos buscando inspiración, por decirlo de alguna manera, porque James Hetfield no estaba. Así que le dije que moviera la batería y que quitara el doble pedal porque estábamos probando cosas con partes de otros kits".

"Así que montó la batería en el cuarto de ensayo y según estábamos yendo, Lars no dejaba de mirarla. Al final, se sentó detrás y me dijo, 'Solo dame una caja'. Había comprado una Plexi Ludwig que quería probar y él la montó en la batería (modificando la bordonera). Entonces dijo: 'Ese es el sonido'". Lo cierto es sacar ese sonido de la batería implica solo un pequeño cambio a la hora de manipular la tensión en la bordonera. Básicamente, Ulrich utilizó un sonido que otros baterías de rock considerarían como "desafinado" para grabar el disco. Como una imagen vale más que mil palabras, te dejamos un vídeo de un minuto en el que el mismo Lars explica cómo lo hizo:

"Así que básicamente, grabamos una demo. Utilizamos dos 58, otro en el bombo y un par de micrófonos simples que estaban por ahí. Ese era el sonido y Lars no daría marcha atrás", continúa Rock.

"No le culpo a él, esto trataba sobre darle la vuelta a un concepto, este era el sonido de la batería cuando ensayaron para grabar el disco, es básicamente lo más cercano a ellos estando en aquella casa y, no importa lo que nadie diga, eso es algo que mantuvo unida a la banda y eso les inspiró para seguir adelante. Así que estoy en paz con todas las cosas malas que me han dicho. Es el jodido sonido de una caja con otra afinación*, dejadlo estar".

"Lo que realmente me hizo cambiar mi perspectiva como ingeniero y productor, fue 'Achtung Baby' de U2, donde jugaron con la percepción de la batería. A veces casi no puedes escucharla, en otras ocasiones el bajo es lo que más se oye. Dicho de otra manera, lo que hacen es tirar el libro de reglas".

"Parte de 'St. Anger' es, simplemente, tirar el libro de reglas y decir: '¿Por qué tenemos que afinar la batería de la misma manera solo porque estemos tocando metal?'".

'St. Anger' también destacó por la ausencia de solos de guitarra en todo el disco, fruto de una crisis creativa de Kirk Hammett. Bob Rock también tuvo que hacer frente a este problema durante la grabación del disco: "Estaba pensando en 'Raw Power' de The Stooges. Sin los solos, también había una banda de San Francisco llamada The Fucking Champs que tocaban riffs encadenados como una banda de punk y metal".

"Eso es lo que Lars y yo estábamos hablando, fue algo bastante guay. Simplemente dijimos que si podíamos meter un gran solo de Kirk iríamos adelante, pero nunca ocurrió".

*El término utilizado por Bob Rock es "snare drum".

RockFM