Bohemian Rhapsody: La historia detrás del hito de Queen

Diego Cardeña nos acerca los misterios y leyendas que fraguaron la mejor canción de la historia de la música
Bohemian Rhapsody: La historia detrás del mito
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 4’

Queen promo


Intentar entrar en la mente de un artista es casi imposible. Tampoco necesitamos sentirnos psicoanalistas por un día, ni nada parecido, pero sí es cierto que nos queda un poso de irremediable morbo cuando leemos o escuchamos una letra que nos golpea de lleno. Y lógicamente, nos inunda la típica pregunta sobre ¿qué habrá querido decir aquí?. Pero si nos paramos a pensar, lo realmente bello de una canción, es hacerla propia. Que sus versos despierten en nuestro interior, algún tipo de sensación, ya sea buena o mala, pero que despierte algo. Pues si hemos venido a pasar desapercibidos, jamás entenderemos la obra, mensaje y legado de artistas como Freddie Mercury o bandas como Queen.

La tarea que hoy nos ocupa no ha sido sencilla, basta teclear Bohemian Rhapsody en Google para ver la cantidad de referncias o entradas que se han hecho a lo largo de la historia, sobre una de las canciones más increíbles que hemos podido escuchar en nuestra vida. Casi seis minutos que comprenden una obra de arte, rara vez inigualable, a la altura del legado artístico de nombres como Miguel Ángel (Buonarroti, no tu primo) o Rafael Sanzio. Una producción musical que hoy cumple cuarenta y cinco años de vida, embelesando a todo aquel que se adentra en su primer acto.

Y sí, digo acto. Porque si bien es cierto que la primera ídea que motivó a Mercury a ponerse frente a su piano, no era ni de cerca el resultado final que hoy conocemos. Dicho proceso de creación llevó a su dueño a pensar en una nueva línea de creación, y así fue como el frontman de Queen decidió aunar todo lo que estaba gestando su cabeza, en diferentes actos para una canción que abanderaría su nuevo álbum: A Night At The Opera. Como contaba Brian May a la revista Q en 2008, "Mercury llegó al estudio con un nombre provisional para un manojo de hojas para anotar mensajes telefónicos. Pegó varios papeles en el piano, se sentó y comenzó a golpear las teclas con fuerza. La canción estaba llena de cortes y nos explicó que ahí en medio, iba algo estilo ópera. Él había creado las armonías en su cabeza y estaba decidido a mezclar todas las ideas en una única y espectacular canción, que en un inicio se llamaría "Real Life", y que hoy conocemos como "Bohemian Rhapsody".

Pero no debemos olvidar que, aunque quede muy cinematográfico y romántico hacernos ver que la canción la escribió por pura inspiración, durante las sesiones de grabación del disco en una granja reconvertida en estudio de grabación por Charles Ward y los hermanos Kingsley, lo cierto es que Freddie Mercury ya tenía la mayoría del esqueleto musical escrito, al menos, en su cabeza. Y hasta aquí, estaría la historia que todos conocemos sobre la creación de una de las canciones clave en la discografía e historia del siglo veinte. Aunque tengo por seguro, que quieres saber más.

Como por ejemplo, ¿cómo trabajaron las voces? Pues según la BBC, en una de sus innumerables entrevistas a Queen, consiguió arrancarles que las sesiones de grabación del single llegaron a las tres semanas, en jornadas de diez y doce horas, donde Mercury pedía el máximo a las voces de May y Taylor. "Estábamos entusiasmados por ver hasta dónde podíamos llegar. Tuvimos suerte de crear una buena química en las voces. Brian tiene una voz grave, Freddie tenía su increíble e interminable voz y yo podía hacerlo bien en los agudos", comentó Taylor. Todo ello mezclado y llevado a buen puerto por Roy Thomas Baker, junto a las ideas de Mercury.

Queen Studio

Mick Rock


¿Qué escondía su texto? Siguiendo las palabras de Brian May, "Creo que a Freddie le divertía que hubiera tantas interpretaciones distintas de esa letra. Es una canción magnífica, que está más allá del análisis. No es que quiera eludir el asunto, pero pienso que amamos algunas canciones precisamente por eso. Tengo ideas y sentimientos sobre Bohemian Rhapsody, pero odio hablar de ello. Freddie era una persona muy compleja. Se mostraba frívolo y divertido en la superficie, pero ocultaba sus problemas e inseguridades. Nunca nos explicó la letra, pero creo que puso mucho de sí mismo en esa canción".

Y probablemente así deberíamos tratar esta obra, con el respeto de no fabular o poner palabras que ni su creador llevó al papel. Pero como sé que quieres saber al menos, qué se ha llegado a decir en el entorno de la banda, así como por los propios Queen, te recuerdo que en el mini documental (tienes el vídeo completo al final del artículo) sobre el proceso de grabación de la canción, Roger Taylor explicó que "Bohemian Rhapsody hablaba sobre la autoexposición, con unas pequeñas partes sin sentido en el medio".

Por otra parte, Tim Rice, impecable letrista que recordarás en su trabajo para musicales como Jesucristo Superstar, El rey león, Evita o Aladdin, entre otras obras, como "Barcelona" junto a Freddie Mercury, comentó para Daily Mail, que en Bohemian Rhapsody "Mercury pudo haber matado al antiguo Freddie, a su antigua imagen heterosexual. Había destruido al hombre que intentaba ser y ahora era él mismo, intentando vivir con el nuevo Freddie".

Sea como fuere, lo que queda claro es que es una de las mejores canciones de la historia, sin un estribillo que corear y con la personalidad única de atreverse a unir un canto a capella con una balada, uno de los mejores solos de guitarra de la historia, una referencia operística y una parte de puro hard rock, para despedirse con una impecable coda. Seis partes para definir una joya incomparable de la historia de la música, que algunos han tenido el atrevimiento de versionar, ensalzando aún más a la pieza original.

Un mito que ha conseguido ser la canción más difundida en la radio durante el siglo XX, que ya supera los 1.500 millones de reproducciones vía streaming en distintas plataformas digitales, y que 45 años después de su edición, mantiene la habilidad de parar el tiempo cuando llega a tus oídos.



Diego Cardeña
@DiegoCardenaFM


RockFM