Brad Pitt, a la guerra contra Angelina Jolie: adiós a la finca donde se grabó 'The Wall' de Pink Floyd

La actriz habría vendido la finca -que Pitt pensaba renovar como un estudio- a un multimillonario ruso
Brad Pitt, a la guerra contra Angelina Jolie: adiós a la finca donde se grabó 'The Wall' de Pink Floyd

Tiempo de lectura: 2’

No nos suelen interesar las peleas legales entre actores famosos, pero, en este caso, algo tiene que ver con el rock. Tal y como informa Consequence of Sound, Brad Pitt ha presentado una demanda contra su ex-mujer, Angelina Jolie, por vender su parte de Chateau Miraval, una finca con un viñedo y un estudio de música en Francia, a un oligarca ruso.

La pareja compró parte de la propiedad de Miraval en 2008, con Jolie aportando el 40% de los 28,4 millones que costó el lugar. Más allá de la gran casa y el viñedo de la finca, a lo largo de los años, Studio Miraval también se convirtió en lugar de la fragua de discos de bandas como Pink Floyd, quienes grabaron 'The Wall' allí, AC/DC o The Cranberries.

Pitt y Jolie compraron la propiedad en 2012. Dos años después, ambos se casarían en una capilla, precisamente, dentro del terreno donde se alojaba el estudio, antes de divorciarse en 2019. Una vez se separaron, según Pitt, ambos alcanzaron “un acuerdo mutuo” por el que ninguno de los dos podía vender su parte de la propiedad sin permiso.

En enero de 2022, según la demanda, Jolie “informó por escrito a Pitt” que había llegado a la “dolorosa decisión, con mucha tristeza” de vender su parte a Tenute del Mondo, un subsidiario de la gigantesca empresa de venta de alcohol Stoli Group, que es propiedad del multimillonario ruso Yuri Shefler.

“Ha vendido su parte con el conocimiento y la intención de que Shefler y sus afiliados busquen el control del negocio al que Pitt se ha entregado y para socavar la inversión de Pitt en Miraval”, dice la demanda.

Chateau Mirval se ha convertido en “la pasión de Pitt” y es “uno de los más valorados productores de vino rosado” según la demanda. Sin embargo, lo que más nos atañe son los Miraval Studios, donde, te dijimos, han pasado artistas como Pink Floyd, Sade o The Cure, entre muchos otros. “La venta priva a Pitt de su derecho a disfrutar de su casa privada y a supervisar el negocio que desarrolló desde cero”, continúa la demanda.

Lo que busca Brad Pitt con esta acción es que Shefler no pueda completar su compra.

En diciembre, supimos que el ingeniero de grabación parisino Damien Quintard sería el encargado de devolverle la vida a este estudio.

“Pitt vino a mi estudio en París. Fue un encuentro fantástico. Hablamos durante horas y horas. Me habló sobre sus planes para Miraval. Yo estaba, obviamente, super emocionado porque como francés y amante de la música, una de nuestras mayores reliquias es Miraval. Fui allí e hice mis diseños para el espacio. Estuvimos de acuerdo en ese asunto y seguimos hacia adelante”.

Sobre los gustos musicales de Pitt, Quintard explicó lo siguiente: “De lo que me di cuenta fue de que tiene un sentido muy agudo para las emociones y la simplicidad. Los discos más bellos se graban con absoluta simplicidad. Toda mi filosofía se relaciona con eso, la simpleza de las grabaciones en mono de los '50 y los '60, usando un solo micrófono”.

Este nuevo diseño del estudio también iba a ser minimalista en estilo, con espacios mucho más abiertos y luminosos en comparación en el anterior. “Era muy de los '70, vintage, precioso”, dice sobre el antiguo espacio. “Ahora, con Brad, lo hemos vuelto a diseñar todo para que sea muy simple y puro. La luz está por todas partes. El futuro es luz”.

Habrá que esperar para descubrir si, finalmente, se volverá a grabar música en tan emblemático lugar.

RockFM