Brian Johnson (AC/DC) explica cómo reaccionó cuando se enteró de la muerte de Bon Scott

El ahora vocalista de AC/DC, recuerda dónde estaba cuando se enteró del fallecimiento de Bon Scott
Brian Johnson (AC/DC) explica cómo reaccionó cuando se enteró de la muerte de Bon Scott

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para la BBC (vía Ultimate Guitar), el vocalista de AC/DC, Brian Johnson, ha explicado cómo se enteró de la muerte de Bon Scott en 1980 y cómo reaccionó a su fallecimiento. Unas semanas después, el cantante enteraría a formar parte de la banda australiana y acabaría viajando con ellos a las Bahamas para grabar el emblemático 'Back in Black' que ha cumplido, este 2020, cuatro décadas.

"Recuerdo que estaba en un coche con un amigo y, en la radio, apareció alguien diciendo: 'Hoy, Bon Scott, el cantante de AC/DC, ha sido encontrado muerto en la parte de atrás de un vehículo'. Me acuerdo de que pensé: 'Oh, no, tiene que ser una broma'. Aquel día tenía un concierto con la pequeña banda en la que estaba, Geordie, y, al final del show, tocamos 'Whole Lotta Rosie' y 'Highway to Hell', todo el mundo se volvió loco con ellas".

"¡Pero fue horrible! No fue hasta dos semanas después cuando me llamaron de la banda. Hasta entonces, nunca se me hubiera ocurrido que fueran a tenerme en cuenta, me parecía que estaba totalmente fuera de su liga. Además, era muy mayor, demasiado, tenía 32 años".

"De lo que no me di cuenta era de que Bon tenía 33. En cualquier caso, el resto de la historia ya ha sido contada. Fui allí, conocí a los chicos, canté un par de canciones con ellos... ¡y eso fue todo!", explica.

"Después, y esto es otra historia, fuimos a las Bahamas a grabar 'Back in Black'. Nunca había estado allí, ni siquiera sabía que demonios era aquel lugar. Para el viaje solo me llevé dos camisetas, un par de vaqueros, un par de zapatillas y una chaqueta, nada más".

"Y así es como grabamos 'Back in Black'. No teníamos mucho dinero, pero fue uno de los momentos más felices de mi vida, estaba trabajando con AC/DC, les estaba viendo tocar y no dejaba de pensar lo buenos que eran".

"Además, conocí a Mutt Lange, el productor, un tipo brillante que entendió lo nervioso que podía estar en aquella situación, lo cual hizo que estar asustado fuera un poco más agradable. Estaba preocupado, ¿sabes?".

"Estaba hasta el cuello, no había salida. Llevaba siendo un miembro oficial de la banda como tres semanas y estaba ahí fuera. La verdad es que, en mi memoria, tengo aquella experiencia como algo muy difuso, no recuerdo mucho más. Estuve seis semanas grabando y luego volví a casa, donde estuve otro mes y pico sin saber nada de la banda. En aquel momento, pensé que no había encajado bien".

"Pero, por supuesto, lo que pasaba era que los chicos estaban intentando, con todas sus fuerzas, que el disco saliera tiempo. ¿Lo siguiente que pasó? Me llegó un gran sobre a casa con un disco de vinilo dentro. ¡Y ahí acabó la historia!".

"Cuando lo escuché, me di cuenta de que era bastante bueno. El resto es historia. Ha sido un viaje espectacular".

RockFM