Brian May desvela su experiencia más traumática en Queen: “Le escuchaba todo el día y la noche”

El guitarrista de Queen se sincera sobre uno de sus peores momentos profesionales
Brian May desvela su experiencia más traumática en Queen: “Le escuchaba todo el día y la noche”
Shutterstock

Tiempo de lectura: 2’

Brian May ha recordado, tal y como informa Louder Sound, la traumática experiencia de trabajar en las voces de Freddie Mercury para el disco 'Made in Heaven' de Queen, poco después de la muerte del cantante.

El guitarrista ha desvelado, también, que el disco es su LP “favorito”, afirmando que disfruta de “cada minuto” de él. Sin embargo, tal y como se ha sincerado ahora con la BBC, su factura fue una experiencia de lo más difícil.

"Fue muy extraño. Fue traumático en sí mismo", explica ahora. "Me pasé horas, días y semanas trabajando en pequeñas partes de las voces de Freddie. Escuchando a Freddie todo el día y toda la noche. Tenía momentos en los que pensaba: 'Esto es genial... esto suena genial Fre... Oh, no estás aquí'”.

"Era bastante difícil. A veces había que alejarse de él, recuperarse y volver. Pero sentí un inmenso orgullo y alegría al exprimir las últimas gotas de lo que Freddie nos dejó”.

'Made In Heaven' fue el primer y único álbum en el que trabajó la banda tras la muerte de Freddie Mercury en 1991, tras su batalla con el SIDA.

"Todavía me encanta ese álbum. Creo que es mi álbum favorito de Queen. Tiene cosas muy profundas. Es oro puro".

Por su parte May ha reconocido que durante su duelo por Freddie, tanto él como Roger Taylor se volcaron en su trabajo para “compensar en exceso” la muerte de “su hermano”.

"Creo que tanto Roger como yo pasamos por un proceso de duelo normal, pero acentuado por el hecho de que tenía que ser público. Entramos en negación. Fue como: 'Sí, bueno, estábamos Queen, pero ahora hacemos otra cosa'”.

"Roger y yo nos sumergimos en nuestro trabajo en solitario y no queríamos hablar de Queen. Eso puede parecer absurdo porque nos pasamos media vida construyendo Queen. Pero no queríamos saber nada de ello en ese momento. Era una cosa de duelo. Lo compensamos en exceso. Se prolongó durante mucho tiempo”.

“Llegué a adaptar la canción 'God' de John Lennon en mis shows en solitario para decir: 'Ya no creo en Queen'. Fue una reacción exagerada. No necesitaba hacerlo, ¿por qué iba a hacerlo? Porque no podía soportar el hecho de recordarlo".

Por si eso fuera poco, May también perdió a su padre por culpa del cáncer en el mismo año que murió Freddie. “Fue muy difícil. Difícil tener perspectiva. Obviamente fue muy importante para mí perder a mi padre, y muy difícil de asumir, pero fue algo privado”.

“Perder a Freddie fue como perder a un hermano, pero vino acompañado del escrutinio del ojo público”, explica. "Nos vimos arrastrados en una especie de rueda perpetua de tener que ver la pérdida de Freddie de forma pública. Por eso tiendo a esconderme en el aniversario de su muerte”.

"La gente hace muchas cosas, una especie de celebración en el día de la muerte de Freddie, pero yo no quiero y no siento que pueda hacerlo. Celebraré su cumpleaños, o el día en que nos juntamos por primera vez, pero el día de su pérdida nunca será algo que pueda asumir en mi cabeza. No hubo nada de bueno en ello".

RockFM