Brian May (Queen) desvela por qué fue más difícil acabar su carrera universitaria siendo una estrella del rock

El guitarrista de Queen no se sacó su doctorado hasta después de ser una estrella consagrada del rock
Brian May (Queen) desvela por qué fue más difícil acabar su carrera universitaria siendo una estrella del rock

Tiempo de lectura: 3’

Durante una nueva entrevista en el Kevin O'Sullivan Show, el guitarrista de Queen, Brian May, ha explicado por qué le resultó más difícil sacarse su doctorado en Astrofísica una vez ya se había convertido en una gran estrella de rock. El músico tuvo que interrumpir su carrera universitaria al comenzar a triunfar en la música, aunque, en cierto punto, decidió que era el momento de volver para acabar lo que había empezado.

"Mira, en cierto modo era como tener un asunto que no había terminado de cerrar. Siempre me ha apasionado la astronomía al mismo tiempo que me ha encantando la música, y siempre había una sensación en la parte de atrás de mi cabeza, como diciendo: '¿No sería agradable terminar con aquello?'".

"Pero, para ser honesto, pensé que era imposible. El que me persuadió fue Patrick Moore, mi maravilloso mentor y una especie de tío adoptivo. Me dijo: 'Pero Brian, puedes hacerlo'. Y yo le contesté: 'Patrick, no puedo. Mi cerebro ya no está, llevo tocando demasiado tiempo, mi cabeza está en un sitio completamente distinto'. Y él me contestó: 'No, sí que puedes hacerlo, claro que puedes regresar a la universidad y terminar'. Me acuerdo que me lo volví a plantear, seriamente, en una entrevista en la radio".

"Me llamó el decano de Astrofísica en el Imperial College, un nuevo profesor, Michael Rowan-Robinson. Me dijo: 'Si quieres ponerte en serio con esto, puedes volver aquí y yo seré tu supervisor mientras acabas tu doctorado'", recuerda May.

"Pero fue muy difícil, ¿sabes? En tres ocasiones distintas pensé en rendirme, seguro de que no podía hacerlo. Supongo que esa es la naturaleza de los doctorados, no te lo pueden poner fácil. Por supuesto, yo era una persona muy conocida, así que mi supervisor no podía hacer que nada fuera más fácil, porque todo el mundo le habría atacado diciendo: 'Se lo ha puesto sencillo porque es una estrella del rock'".

"Así que fue realmente duro, y dediqué un año de mi vida al completo para acabarlo, lo dejé todo. Todo lo que podía hacer era concentrare en la tesis de mi doctorado, que resucité 30 años después", finaliza el guitarrista.

Por cierto, si te preguntas sobre qué trataba su doctorado, Brian May te lo explica. La temática eran las nubes de polvo zodiacal, nada más y nada menos.

"El polvo zodiacal es, básicamente, el polvo del que salen los sistemas solares. Es continuamente creado y absorbido por el sol, así que se regenera constantemente. Cuando comencé, no se sabía mucho de ello. Había algo de investigación y lo que yo hice fue mirar cómo se movía el polvo para descubrir en qué dirección rotaba, de dónde venía y todas esas cosas".

"Lo cierto es que, 30 años después, no se ha hablado mucho de ellos, pero, de pronto, estamos descubriendo exoplanetas, sistemas solares, planetas moviéndose en torno a otros soles, otras estrellas y, de repente, nos hemos dado cuenta de que estos sistemas solares también tienen sus propias nubes de polvo zodiacal".

"¿Y cómo podemos estudiar esas nubes? Pues bien, lo primero que tenemos que hacer es estudiar la nuestra, que es la que tenemos más cerca. Así que mi objeto de estudio se ha convertido, quizás no en una moda, pero sí algo que se está estudiando mucho, así que he tenido mucha suerte".

Eso sí, Brian May admite que, de haber publicado su trabajo en otro momento, ahora mismo podría ser más conocido por sus descubrimientos científicos que por su música. Cuando le dijeron que, quizás, algún día podría ser más recordado por sus descubrimientos que por su música, dijo lo siguiente: "Quizás, sí, quizás. Es interesante. Pensé que veía polvo que venía de fuera del sistema solar, lo cual era algo muy arriesgado de afirmar en su momento, era una especie de herejía".

"Y mi supervisor me dijo: 'No publiques eso'. Eso fue hace algo más de 30 años o incluso cuatro décadas. Me dijo que, si lo publicaba, la gente se reiría de mí. Pues mira, ahora sabemos que ese material, en efecto, viene de fuera de nuestro sistema solar, desde el espacio interestelar. La verdad es que me gustaría haberlo publicado yo, pero ya sabes, hay algunas cosas en la vida, que, por lo que sea, no tienen que suceder".

RockFM