Brian May (Queen) desvela lo que sintió cuando fue a ver a Van Halen abrir para Black Sabbath

El guitarrista de Queen explica cómo fue su experiencia viendo a Van Halen por primera vez
Brian May (Queen) desvela lo que sintió cuando fue a ver a Van Halen abrir para Black Sabbath

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista en la BBC Radio 1, el guitarrista de Queen, Brian May, ha recordado cómo fue su experiencia yendo a ver a Van Halen por primera vez, momento en el que la legendaria banda abrió para Black Sabbath en Londres, Reino Unido, en 1978.

El show tuvo lugar cuando, en aquel año, Van Halen publicó su debut homónimo, que les catapultó directamente al éxito internacional.

"No ha había salido nada tan impresionante desde Jimi Hendrix. Vi a Van Halen abrir para Black Sabbath, Tony Iommi era un buen amigo, incluso en aquel momento, y los dos vimos a Eddie Van Halen hacer lo suyo, y ambos sacudimos la cabeza y dijimos algo como: '¡Whoa!'".

"Fue algo sencillamente glorioso, casi demasiado glorioso como para asumirlo, ver a este tío trasteando con la guitarra como si fuera un gato, ya sabes, solo corriendo y llevando la música a sitios que no habíamos sido capaces de soñar. Me encantaba como tocaba, siempre me encantará".

Hace ya 10 días, cuando llegaron las noticias de la muerte de Eddie Van Halen, Brian May escribió lo siguiente en sus redes sociales:

"Estoy destrozado después de escuchar las tristes noticias. Ese hombre tan maravilloso era demasiado joven como para rise. Menudo talento, menuda leyenda, él era, probablemente, el guitarrista de rock más original e impresionante de la historia".

"Le recuerdo como un chaval, como un inocente prodigio, siempre lleno de alegría, siempre modesto y esos dedos mágicos abrieron la puerta a una nueva manera de tocar. Atesoro los momentos que compartimos. Su muerte deja un gran agujero en mi corazón. Descansa en paz, Eddie Van Halen".

Un año duro para Brian May

En una nueva entrevista con The London Times el artista ha desvelado que, tras su infarto hace unos meses, volvió a estar, de nuevo, cerca de morir tras sufrir lo que ha calificado de "explosión estomacal".

Como puede que recuerdes, durante el confinamiento, May se rompió un glúteo y tuvo que ir al hospital. Sin embargo, poco después, el músico también sufrió un infarto del que fue tratado el pasado mayo. Su regreso a las redes fue de lo más reconfortante para sus fans, que inundaron su Instagram con una marea de mensajes de cariño y apoyo.

Brian May, después, explicó que sus problemas de salud se han extendido en el tiempo. El guitarrista fue sometido a una cirugía para colocar tres "mallas" para expandir sus arterias. Sin embargo, después de la misma, la medicación que le fue recetada le causó efectos secundarios tan graves que la vida del inglés volvió, una vez más, a estar en peligro.

En esta nueva charla, May ha afirmado que le sorprende haber sufrido tantos problemas de salud teniendo en cuenta lo mucho que se cuida. Y es que el músico no bebe ni fuma, además de tener cuidado con su dieta. Sin embargo, la mala suerte ha querido que sufra de problemas arteriales.

"El ataque al corazón es un signo de enfermedad arterial. Pero no bebo, no fumo, no tengo el colesterol alto e hice ejercicio durante todo el tour, ¿así que por qué sucedió? Al menos ahora tengo un corazón que funciona mucho mejor que antes".

"Ha sido un regreso muy largo, Tuve complicaciones debidas a la medicación que me mandaron, y una de ellas fue una explosión estomacal que casi me mata", afrimó May.

Esperemos que todo quedase en un susto y que, para su regreso a los escenarios en 2021, con una gira en la que Queen + Adam Lambert que también pasará por España, el guitarrista se encuentre en plena forma.

RockFM