La broma de Foo Fighters que acabó convirtiéndose en una canción inspirada en Queen, Abba y Survivor

Todo comenzó entre risas, pero los miembros de Foo Fighters se sorprendieron a sí mismos componiéndola
La broma de Foo Fighters que acabó convirtiéndose en una canción inspirada en Queen, Abba y Survivor

Tiempo de lectura: 2’

En una reciente entrevista con Guitar World (a través de Ultimate Classic Rock), los miembros de Foo Fighters han hablado sobre su canción que comenzó como una broma entre los miembros de la banda, pero que acabó convirtiéndose en uno de los temas de su nuevo disco, 'Medicine at Midnight', inspirado además en bandas como Queen, Abba o Survivor. El tema, que cierra su nuevo álbum, se titula “Love Dies Young”.


“Taylor estaba como: '¿Cómo debería ser el ritmo de la batería? ¿Qué os parece algo con 16 notas?'. Y yo le dije: '¡Que le den a eso! ¿Qué te parece si hacemos una canción al estilo de Abba? Nunca hemos hecho nada como eso antes'. Y, después, el riff de guitarra se acabó convirtiendo en algo parecido al 'Keep Yourself Alive' de Queen”.


El guitarrista de la banda, Chris Shiflett, añade que el tema tiene otra inesperada influencia: “El ritmo galopante que toqué en el tema es como 'Eye of the Tiger' de Survivor. Era casi como una broma, la verdad. Sin embargo, después de escucharlo estábamos como: 'Ummm... ¡pues suena realmente bien!'”.


Grohl, entonces retomó la conversación: “Con cada instrumento que metíamos, nos meábamos más de risa en el sofá, porque introdujimos cosas que se suponía que no debíamos. ¡No podemos meter una guitarra galopante! ¡No podemos tener una línea de batería al estilo de Abba! Pero estábamos como: '¡Qué le den! Vamos a cargarla bien!'. Y, al final, teníamos algo que no habíamos hecho antes”.




Grohl, además, explicó que, como batería, sus composiciones comienzan casi siempre por el ritmo, aunque admite que, para él, la melodía es la parte más importante de sus temas.


“Eso viene de que crecí con The Beatles y sentado delante de un disco de acordes, intentando entender por qué usaban esas armonías y lo que hacían, además de el motivo por el que la melodía se movía como lo hacía. Es como un cubo de rubik, ¿entiendes? Gritar y tocar todas las notas que puedas es divertido. Sin embargo, para mí, la complicación está en mezclar todos esos factores y, aún así, hacer que el tema parezca simple. Es como: 'Tengo el ritmo, está bien. Tengo riffs, está bien'. Sin embargo, nada de eso va a funcionar si no tienes una jodida melodía”.

RockFM