Bruce Dickinson desvela el gran error que Iron Maiden estuvo cerca de cometer por culpa de Nicko McBrain

El líder de Iron Maiden ha hablado también sobre las giras canceladas del grupo
Bruce Dickinson desvela el gran error que Iron Maiden estuvo cerca de cometer por culpa de Nicko McBrain

Tiempo de lectura: 3’

Durante una conversación con Revolver, el cantante de Iron Maiden, Bruce Dickinson, habló sobre el proceso creativo actual del grupo y mucho más.

Al hablar del inicio del álbum, las buenas sensaciones que está dejando en los fans y las giras retrasadas de Iron Maiden, Dickinson dijo (según la transcripción de Ultimate Guitar): "Eso es lo bueno de ser gente chapada a la antigua, enfocada a los álbumes, porque todavía pensamos en términos de un disco".

"En realidad, seguimos pensando en términos de cara A y cara B, porque una de las cosas buenas del vinilo era que te provocaba a contar una historia con los primeros 25 minutos, y luego le dabas la vuelta al disco y había otros 25 minutos que podían ser ligeramente diferentes".

"Era como el capítulo uno y el capítulo dos, y siempre había que pensar mucho en cosas como: '¿Con qué abrimos la segunda cara? ¿Con qué terminamos el álbum?' Sería una experiencia completa".

"Y quiero decir que ya lo hemos hablado, ya sabes, de lo que haríamos [con esta música en un entorno de directo]. Porque, obviamente, nuestro calendario de giras está completamente desordenado, llevamos dos giras de retraso, por así decirlo, y tenemos que ponernos al día".

"Hay un millón de personas más o menos en Europa que han comprado entradas para ver 'Legacy Of The Beast'. En total, probablemente haya al menos un par de millones de personas para las que tenemos que tocar el próximo verano y que llevan dos años con entradas esperando para ver ese espectáculo".

"Pero ahora que hemos sacado este álbum, es posible que toquemos 'The Writing on the Wall' y quizá otra [como parte del set de 'Legacy of the Beast']. No vamos a perder el Spitfire, los lanzallamas, e Icarus y todo eso, porque eso es lo que pagaron su dinero para ver".

"Y, francamente, eso es lo que queremos hacer. Pero habiendo dicho eso, mirando hacia el futuro, todos amamos este disco tanto que pensamos, 'Tal vez deberíamos salir y hacer una gira a menor escala donde hagamos todo el álbum y tener a los fans realmente duros de Maiden que lo aman'".

"Obviamente es cuestión de ver qué narices pasa el año que viene y el siguiente con este bicho loco y todo lo demás..."

Respecto a la grabación del álbum que comenzó en primavera de 2019, se le preguntó a Dickinson si las canciones ya estana compuestas o fue algo más improvisado, a lo que contestó: "Era una especie de 'Vamos al estudio y veamos qué pasa', porque teníamos algunos trozos, pero eran trozos aislados. Nadie había unido los puntos, ¿sabes?"

"Nicko [McBrain, batería] apareció todo malhumorado y dijo: 'Bueno, no sé para qué estamos haciendo esto. ¿Podríamos hacerlo más tarde?'"

"Y fue una gran suerte que lo hiciéramos entonces, porque si no lo hubiéramos hecho entonces, ¡sabe Dios qué habría pasado!"

"Pasamos algunas semanas haciendo pistas de acompañamiento y, por supuesto, eso también implicó el proceso de composición, que solía ser Steve tomando un par de trozos de otra persona, como Adrian [Smith, guitarra] y Janick [Gers, guitarra], y luego se iba y se encerraba en su guarida durante dos, tres, cuatro o cinco días".

"Y entonces salía y decía: '¡Oh, creo que tengo una!' y era una de esas cosas de nueve, diez u once minutos. Obviamente, no tenía sentido intentar aprenderlo de principio a fin, así que lo hacíamos por trozos".

"Porque hay muchas partes diferentes, algunas cosas bastante inusuales que requieren capas de guitarras, capas de voces y cosas. Así que, por todas esas razones, solo queríamos conseguir lo básico, el esqueleto, y luego podríamos ir avanzando".

"Adrian y yo, en cuanto a nuestras canciones, siempre tendemos a ser un poco más convencionales en las canciones que componemos; por lo general, puedes entrar en una habitación con un batería y decir: 'Uno, dos, tres, cuatro', y ya está. Así que fue una mezcla de formas de trabajar".



RockFM