Bruce Dickinson filtró un disco de Iron Maiden en un avión, bronca incluida: “¿Quién transmite la música?”

El vocalista de Iron Maiden no se imaginaba que acabaría mostrando sus canciones a unos sujetos inesperados
Shutterstock

Tiempo de lectura: 2’

Puede que recuerdes del disco 'Dance of Death' de Iron Maiden, la genial continuación de 'Brave New World' que supuso el regreso de Bruce Dickinson a la banda. En el redondo, se encontraban canciones como “Rainmaker”, “No More Lies” o -el que le da nombre al álbum- “Dance of Death”.

Lo que poca gente sabe es que el cantante de la banda realizó una inesperada premiere a un público que lo único que quería hacer era pilotar su avión.

Ahora, en uno de sus shows en solitario, el cantante de Iron Maiden ha desvelado cómo acabó pinchándole 'Dance of Death' o “Rainmaker” a un montón de pilotos y controladores aéreos.

"Una vez volvíamos vacíos de algún lugar de Egipto o de algún sitio, dondequiera que fuera, pero era un avión vacío. Así que la puerta de la cabina está abierta, la tripulación de cabina está toda en la parte de atrás y todos están relajados o dormidos o haciendo lo que sea, y estamos volando sobre Italia, en el crucero, el piloto automático está encendido, el pulgar en el culo, la mente en punto muerto, ya sabes. Y mi primer oficial era un gran fan del rock, un gran fan de AC/DC y Airborne, ¿verdad? Así que él... dondequiera que estuviéramos, se había comprado su radiocasete y me dijo: 'Oye, jefe, escucha. ¿Te importa -estamos en un crucero- si escucho música?' Le dije: 'Por supuesto, no es un procedimiento estricto de la empresa. A la mierda, sí. Vamos".

"Así que se pone AC/DC, un poco de Airborne y estamos bailando, y dije '¿sabes qué? Resulta que tengo la copia recién mezclada del nuevo álbum de Iron Maiden, que nadie en el mundo ha escuchado aparte de la banda y la dirección. ¿Quieres escucharlo?". Él dijo: "Sí, sí, genial". Yo dije "¡sí!". Así que saco el CD en blanco, lo pongo en el reproductor de CDs como estaba entonces, y pongo el boombox en el pedestal y empezamos a reproducirlo, y les grité a las chicas y a los chicos 'uh, ¿alguien quiere escuchar el nuevo álbum de Maiden?' Ellos dijeron '¡sí!'"

Todo iba muy bien... pero entonces llegó la broca de los controladores aéreos.

"Así que cojo el micrófono de mano... y lo pongo contra el altavoz, y ya sabes donde sea en el álbum, probablemente 'Rainmaker' o algo así, está sonando por toda la cabina y todos están pasándolo bien. Y han pasado unos cuatro minutos más o menos y pienso: 'No he hablado mucho en la radio últimamente'. Así que bajé el micrófono de mano y pensé: 'oh, joder', y entonces finalmente llegué a Roma, ya sabes, y todo lo que puedo oír es a este tipo diciendo: '¿Quién está transmitiendo? ¿Quién está transmitiendo la música? ¿De qué aerolínea es usted? ¿Quién eres tú? Confiesa".

"Y lo mejor es que no tenía ni puta idea de quién era porque el álbum aún no había salido a la venta".

RockFM