Bruce Dickinson (Iron Maiden) desvela cual es su cantante favorita de todos los tiempos: “Es increíble”

El cantante de Iron Maiden señala a esta vocalista como su cantante favorita de todos los tiempos

Tiempo de lectura: 2’

Durante una de sus charlas en solitario el pasado 27 de enero en el Riffe Center Theatre Complex en Columbus, Ohio, el vocalista de Iron Maiden, Bruce Dickinson fue preguntado sobre cuál era su cantante femenina favorita de todos los tiempos. El inglés no tuvo ninguna duda a la hora de responder. (vía Blabbermouth.net)

“La primera que me viene a la cabeza es Ann Wilson, de Heart. Aunque no tiene el mismo carisma, notoriedad o como quieras llamarlo de Janis Joplin, tiene una voz tan grande como la suya y características parecidas, puede cantarlo todo. Tiene una voz increíble... Es una gran cantante de folk, pero también una gran vocalista de metal con un filo encantador y una técnica impecable. Sinceramente, no es que merezca la pena, es que es maravillosa”.



El cantante -masculino- favorito de Bruce Dickinson

Cuando, el pasado mes de abril, Bruce fue preguntado sobre quién era su cantante favorito, la elección del vocalista británico fue ni más ni menos que Ian Gillan, de Deep Purple, pero no es la primera vez que lo comparte ya que durante uno de los capítulos de su libro 'What Does This Botton Do?', Dickinson cuenta el momentazo que vivió cuando conoció a Gillan.

"Así que allí estaba yo como un joven adolescente y había un ruido que entraba por la puerta de alguien. La abrí y me dije: '¿Qué demonios es eso?' Y era 'Speed King' de Deep Purple, de 'Deep Purple In Rock'. Y eso fue lo que me hizo empezar. Habiendo dicho todo eso, conocí a Ian Gillan. No sólo lo conocí, sino que me fui de gira con él cuando estaba en una banda llamada Samson”, contó recordando banda en la que militaba antes de que fichar por Iron Maiden.

"Estoy en un estudio", continuó Dickinson, "hemos hecho un álbum en el estudio de Ian Gillan. Hemos estado todos en el pub y nos hemos tomado unas pintas. Entra mi ídolo Ian Gillan y dice: 'Oye, qué gran vocalista. ¿Quién es el cantante?' En ese momento, sentí la repentina necesidad de vomitar. Salí corriendo del sitio donde estábamos, vomité durante unos 45 minutos en el baño cuando entró Gillan, pateó la puerta y dijo: 'Vamos, amigo. Sal de ahí. Vamos a limpiarte con una toalla'. Me metió en un taxi y me mandó a casa. Nunca lo he olvidado, y él tampoco me ha dejado olvidarlo".

RockFM