Bruce Dickinson (Iron Maiden) sobre su cáncer: "Me ponían morfina y dejé de poder hablar"

El vocalista de Iron Maiden da más detalles sobre su periodo de convalecencia en 2015
Bruce Dickinson (Iron Maiden) sobre su cáncer: "Me ponían morfina y dejé de poder hablar"

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista con Metal Hammer, tanto Bruce Dickinson como Steve Harris, vocalista y bajista de Iron Maiden, han hablado sobre cómo fue el momento en el que el cantante fue diagnosticado de cáncer de lengua en 2015, momento en el que también habían terminado de grabar 'The Book Of Souls', su último disco y de el duro proceso que el vocalista tuvo que superar para derrotar a la enfermedad.

Por un lado, Steve Harris ha explicado que nadie en la banda se esperaba recibir un golpe tan duro en aquel momento: "Nadie lo sabía, ni siquiera Bruce. Estaba cantando de forma fantástica en el estudio".

"Sonaba mejor que nunca, nada nos podía indicar que tuviera un problema en la garganta, pero se fue a hacer unas pruebas y, fíjate, al final resultó que tenía un tumor. Fue un enrome shock descubrirlo, tanto para él como para nosotros también. Lo bueno es que es una persona positiva, como todos sabemos. Está lleno de energía y es un tipo sano, así que pudo superarlo".

Entonces, Bruce Dickinson explicó cómo fue el duro proceso de tratamiento, que le privó del sentido del gusto y no le permitía hablar:

"Durante las últimas dos o tres semanas me sentía particularmente miserable. Me pusieron morfina y una dieta compuesta solo por líquidos, pierdes por completo tu sentido del gusto. Todo te sabe a cartón, plastilina o arena".

"Nunca me había dado cuenta de lo esencial que es el sentido del gusto para el apetito hasta que lo perdí. ¡Pero lo que me ayudó a superarlo fueron las natillas! Hay un periodo de tiempo en el que el interior de tu boca se desintegra... se llama mucositis y no es demasiado agradable".

"Así que no podía hablar, porque me dolía la legua, pero al menos podía engullir natillas todos los días", afirma el cantante. "Acabas teniendo el metabolismo de un colibrí durante el tratamiento porque te están cocinando de dentro a fuera, pero tu cuerpo se está intentando curar rápidamente, así que todo se sobrecalienta. Creo que esa es la razón por la que pierdes peso".

"Simplemente tu sistema está luchando y entonces, finalmente, todo vuelve a ser normal. Es fascinante. ¡Se podría decir que soy mi propio proyecto de ciencias!", finaliza Dickinson.

Al final, como todos sabemos, Bruce pudo sanar correctamente y, finalmente, volvió a poder subirse a un escenario y a cantar tan bien como antes e incluso mejor que nunca. Ojalá la salud de uno de nuestros cantantes favoritos siga siendo así de buena durante muchos, muchos años.

RockFM