Bruce Springsteen conquista Madrid en el Metropolitano: la palabra es “disfrutón”

El Boss demuestra que, con talento y una buena banda, la edad es sólo un número
RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Aunque ya sea “mayor”, quiero ser como Bruce Springsteen de mayor. El Boss, en su primera de cinco fechas en España, ha demostrado de nuevo que se puede, con 74 años, afrontar un repertorio de 30 canciones no sólo sin sufrir, sino disfrutando en el proceso.

Y parece que ese es el secreto del Boss: pasarlo bien. Si no has tenido la suerte de verle en directo, a buen seguro habrás podido disfrutar de alguno de sus conciertos en disco o incluso en Internet. Bruce, aunque lleve en esto ya muchas décadas, se sube al escenario, a falta de un término mejor, muy disfrutón (como bien lo definía nuestra compi Raquel Piqueras).

La E Street Band es, con todas las letras, una señora banda. Eso ayuda. Cuando tienes unos músicos de ese calibre en tu equipo, es muy complicado sonar mal, pero tampoco se puede negar que Bruce está a un nivel altísimo para un tipo de su edad. Cuidarse no está de más, eso está claro.

En cuanto al repertorio de su show en el Civitas Metropolitano, compuesto por tres decenas de canciones, volvemos un poco a lo mismo. Springsteen no es un tipo al que le guste dar el mismo concierto una y otra vez. Ahí es como los Stones porque, cada vez que vas a verle, te llevas una sorpresa. En esta ocasión, pudimos escuchar por primera vez en años canciones como “Frankie Fell In Love”, que no sonaba en sus shows desde 2014, o versiones como el emblemático “Rockin' All Over The World” de John Fogerty, popularizado por Status Quo.

La clave, al final, es que Bruce y su E Street Band son un grupo de amigos, que encima son grandes músicos, que se dedican a ir por el mundo pasando un buen rato cada noche encima del escenario. No falta la interacción con el público ni tampoco entre los miembros de la banda, en especial con un Little Steven que -no es porque sea nuestro compañero- tiene una química insólita con el Boss. No se quería ir a casa cuando le preguntaba su compañero casi al final del concierto. Max Weinberg, batería de la formación, tampoco. Parece mentira que Van Zandt se trate del mismo tipo que no llegaba terminar las grabaciones del 'Born in the USA' en su día.

Hablando de este emblemático álbum, faltó la canción que le da nombre. A más de un desubicado, que tiene pinta de que había unos cuantos por el estadio del Atleti, esto le descolocaría. Pero qué más da cuando puedes escuchar “Badlands”, “Thunder Road”, “Dancing in the Dark” o “Born to Run”. No faltan los éxitos. También sonó el emblemático “Because the Night” que un día Springsteen le regaló a Patti Smith. Es un gusto ver que el de Nueva Jersey reivindica esa maravillosa pieza en sus directos tantos años después.

Quien escribe estas líneas da por seguro que sonará en las siguientes fechas, pero si se echó en falta un tema fue “Waitin' on a Sunny Day”, ese corte de 'The Rising' que tan buen directo tiene. Ya han abierto algún show de esta gira con ella, aunque en esta ocasión el concierto comenzó precisamente con el primer tema del álbum, “Lonesome Day”. Cuestión de gustos, a nuestro entender.

Sea como fuere, comentaba alguien fuera del estadio que Springsteen es como el buen vino: aunque no entiendas mucho, te lo bebes y te gusta. Damos fe, porque no sólo el Boss parece mejorar con la edad, sino que además tiene la mágica capacidad de tocar tres horas y media y que no se te haga pesado. Más de uno, alguno de ellos muy famoso, daría lo que fuera por tener esta increíble fortuna.

Otro detalle a destacar es que, en ciertas partes del show, se subtitulan las palabras e incluso las letras de Bruce. Estaría muy bien, para quien no pilote inglés, que el concierto íntegro se dispusiera de esa forma. En cualquier caso, el final con “I'll See You In My Dreams', que cierra el 'Letter To You' de 2020, es un clímax emocionante que, incluso aunque no te la sepas por lo “reciente” de su salida, te hará derramar una lagrimita.

El Boss tiene de todo y para todos. Hay quien dice que esta es su última vez en España. Es difícil de creer, porque a este señor, porque no hay otra palabra para describirle, le queda mecha para rato.

Esto es lo que piensa la Banda de El Pirata

"El primer concierto de Springsteen en mi vida y reconozco que es la primera vez que veo que un jefe se queda más tiempo que los demás,. Muy en su sitio, un Springsteen disfrutón" - Raquel Piqueras

"Si tenías dudas con su voz, está peor la mía que la suya. Brutal" - Álex Clavero, el Francotirarock

"Es un momento bueno para disfruta de El Jefe por si las moscas es la última vez que lo vemos" - Sayago Ayuso


RockFM