Bruce Springsteen, inocente de cargo de conducción bajo los efectos del alcohol

El Boss, sin embargo, tendrá que pagar una pequeña multa por beber en un área restringida
Bruce Springsteen, inocente de cargo de conducción bajo los efectos del alcohol

Tiempo de lectura: 2’

La polémica con Bruce Springsteen y el alcohol ha terminado. Tal y como informa Ultimate Classic Rock, dos de los tres cargos que pendían contra el de Nueva Jersey han sido retirados durante su primera aparición en los juzgdos. Por otra parte, el músico se ha declarado culpable del tercer cargo, el menos grave de todos.

El Boss apareció en el juzgado, junto a su abogado, a través de una videoconferencia. El juez encargado de su caso ha sido el magistrado Anthony Mautone. Springsteen se ha declarado culpable del cargo de "consumir una bebida alcohólica en un área restringida", confirmando que se tomó, en efecto, "dos chupitos de tequila" en el Gateway National Recreation Area, un parque estatal en Sandy Hook, Nueva Jersey.

Sin embargo, a Springsteen no le saldrá muy caro su error, puesto que solo tendrá que pagar una multa de 540 dólares, pese a que podría haber sido condenado a pagar una cantidad mayor o incluso a pasar alguna que otra noche en la cárcel si el juez lo hubiera visto necesario. Sin embargo, como el historial de Bruce es casi impecable, sin delitos en sus antecedentes y solo con tres multas de tráfico desde 1973, su condena ha sido de lo más liviana.

Los otros dos cargos, esto es, conducir un vehículo bajo los efectos del alcohol y conducción peligrosa, han sido retirados. Al parecer, no había suficientes pruebas para confirmar que el músico hubiera hecho nada de esto, especialmente porque el nivel de alcohol en sangre del artista era, aquella noche, de 0.02, bastante por debajo del límite legal.

Springsteen fue arrestado en noviembre después de tomarse dos chupitos con unos fans que le reconocieron mientras iba montado en moto. Las noticias de su arresto se hicieron públicas a principios de febrero y, unos días después, salieron a la luz más detalles sobre el mismo. Según la CNN, un agente de policía afirmó haber visto a Springsteen "consumir un chupito de tequila Patron y, después, subirse a su moto y arrancarla". El artista le dijo al agente que se había tomado dos chupitos en los últimos 20 minutos, afirmando el policía que "Springsteen olía fuerte a alcohol y tenía los ojos vidriosos".

Vulture informó de que el músico tuvo que someterse a dos pruebas de alcoholemia, una de andar en línea recta una serie de pasos y otra que le requería seguir un objeto con los ojos.

Ya en su momento, una fuente cercana al artista le dijo lo siguiente a la CNN: "Creo que, cuando todo esto se resuelva, la gente va a tener muchas dudas sobre la seriedad de esto, especialmente cuando los detalles vean la luz, incluyendo su nivel de alcohol en sangre. No sé por qué le pararon, quiero decir, técnicamente no se puede beber en un parque estatal. Lo mismo, si un policía ve a alguien bebiendo y no le pone una multa, le despiden".

RockFM