Bruce Springsteen y los serios problemas que le ocasionó su padre: “Ese arquetipo era destructivo para mí"

El Boss recuerda que pasó más de 30 años intentando imitar a la figura de su padre
Bruce Springsteen y los serios problemas que le ocasionó su padre: “Ese arquetipo era destructivo para mí"

Tiempo de lectura: 2’

Bruce Springsteen se ha sincerado sobre todos los problemas que le ocasionó su dura infancia, especialmente la frialdad y la falta de cariño por parte de su padre, que provocó que se pasara 30 años sin encontrar su verdadera identidad. (vía Ultimate Classic Rock)

Todo esto lo hemos podido leer en un fragmento de su nuevo libro 'Renegades: Born in the USA', que el Boss ha publicado junto a Barack Obama, ex-presidente de Estados Unidos. Estas líneas se han publicado en The Guardian y hablan sobre cómo ambos tuvieron relaciones difíciles con sus padres, y cómo eso les afectó en su vida.

De joven, viví con un hombre que había sufrido una pérdida de estatus y lo veía cada día”, escribió Sprinsgteen. “Todo estaba atado a la falta de trabajo, y yo solo veía la falta de autoestima. Había algo en su enfermedad o en quien él era que estaba relacionado con una tremendo rechazo a los lazos familiares. Siempre le recuerdo quejándose de que, si no hubiera tenido una familia, podría haber conseguido cierto trabajo o haber salido a la carretera. Era una oportunidad que se había perdido, así que nosotros nos sentíamos culpables”, narra.

“Y esa era toda mi imagen de la masculinidad hasta que entré en mis 30, cuando comencé a descubrirlo por mí mismo porque no era capaz de tener una relación. No podía encontrar una vida con la información que él me había dejado y yo lo intentaba una y otra vez”, relata Springsteen.

“Lo que pasa es que, cuando no podemos recibir el amor que queremos del progenitor que queremos, ¿cómo creamos la intimidad que necesitamos? No puedo llegar a él, no puedo tenerle. Seré él, eso es lo que haré. Cuando estaba entrando en mis 30 ni siquiera tenía ni idea de que ese era mi método. Estaba en el escenario con ropa de trabajo. No había trabajado en toda mi vida. Mi padre era un hombre musculoso, pero yo había tocado la guitarra toda mi vida. Sin embargo, conseguí ganar unos 10 kilos en el gimnasio. ¿De dónde venía eso? ¿Por qué me pasaba horas levantando y bajando cosas pesadas sin motivo ninguno? Todo mi trabajo, todo lo que me importaba, todo lo que escribía, viene de la historia de su vida”.

Springsteen, entonces, afirma que “tuvo suerte” de someterse a este “profundo análisis” cuando cumplió 32, cuando pudo descubrir a qué problemas se enfrentaba. “No tuve a mis hijos hasta que tuve 40, así que estuve ocho años pensando en esas cosas, porque lo que descubrí es que aquel arquetipo era jodidamente destructivo en mi vida. Me alejaba de la gente que me importaba. No conseguía encontrar mi verdadero yo. Y entonces pensé: 'Bueno, si sigues por este camino, adelante. Sin embargo, vas a acabar solo, amigo. Y si quieres invitar a gente a tu vida, tendrás que aprender mejor cómo hacerlo'”.

RockFM