Bruce Springsteen podría estar cerca de vender todas sus canciones: este sería su precio

El Boss habría recibido una suculenta oferta de Sony Music
Bruce Springsteen podría estar cerca de vender todas sus canciones: este sería su precio

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa NME, Bruce Springsteen estaría negociando con Sony Music para vender todo su catálogo musical.

Según informa la fuente, el acuerdo entre el Boss y la filial estadounidense de la multinacional estaría casi completo. El artista, por otro lado, no vería con malos ojos vender todo su catálogo y embolsarse una gran cantidad de dinero.

Además, Springsteen ya tiene una cifra en mente, que quiere que ascienda a 350 millones de dólares, esto es, unos 302 millones de euros, tanto por los derechos de publicación como por los másters de las grabaciones.

El cantautor tiene contrato, ahora mismo, con Columbia Records, también parte de Sony Music Entertainment, que antes ya había adquirido los derechos de su música, tal y como ya se había hecho con artistas como Neil Diamond, Bob Dylan y Michael Jackson.

Dylan, de hecho, está entre algunos de los músicos que han decidido vender su trabajo de toda una vida en los últimos años. Fue el pasado diciembre cuando “pasó por caja”, dejando todo su catálogo a Universal Music por 300 millones de dólares, unos 260 millones de euros.

Springsteen publicó 20 discos de estudio entre 1973 y 2020. Se estima que Bruce generó unos 15 millones de dólares en beneficios el año pasado. Además, también se lleva 7,5 millones de dólares por sus derechos de publicación.

Como “precio de mercado”, se estima que todo el catálogo de canciones y discos combinados podría valer entre 330 y 415 millones de dólares.

Por el momento, Bruce Springsteen no ha hecho más comentarios.

Si tienes curiosidad por saber el motivo por el que tanto autores venden los derechos de su música, la premisa es sencilla. Compañías como Sony o Hipgnosis, a las que cada vez les ha salido más competencia, ofrecen una cantidad ingente de dinero, equivalente a lo que podrían cobrar por derechos de autor en una o dos décadas, a los autores de los temas. En el caso de músicos de avanzada edad, resulta más económico recibir un gran ingreso de liquidez al momento antes que mantener unos ingresos estables por sus obras que se prolonguen en el tiempo. Por ejemplo, en el hipotético de que a Nikki Sixx, que vendió sus temas el año pasado, le hubieran ofrecido 15 o 20 años de ingresos por su música, el bajista se embolsaría directamente todo lo que podría ganar -en potencia- en las próximas décadas por sus canciones. La empresa, mientras tanto, invierte en un catálogo al que le sacará muchísima más rentabilidad en los años venideros e incluso a largo plazo.

Hace algunos días, el Boss fue objeto de duras críticas por parte de Aaron Lewis, vocalista de Staind, que ya le “puso a caldo” en otra canción, “You're the Only One”.

RockFM