Bruce Springsteen, la reunión de la E-Street Band y el 11-S: la historia de 'The Rising'

Han pasado 19 años y el disco aún sigue teniendo fuerza
Bruce Springsteen, la reunión de la E-Street Band y el 11-S: la historia de 'The Rising'

Tiempo de lectura: 2’

Uno de los retos más difíciles para un músico cuando escribe canciones de actualidad es hacer que resuenen más allá del tiempo.

Nosotros te queremos hacer una pregunta muy simple, ¿Cuándo fue la última vez que escuchaste los primeros discos en solitario de Sting?

Ultimate Classic Rock nos cuenta al oído que 'The Rising', de Bruce Springsteen, publicado el 30 de julio de 2012, no ha perdido nada de su poder. Con la mayor parte de su material escrito tras los atentados terroristas del 11-S, sus mejores canciones se mantienen junto a sus relatos más fuertes. Y como te quedas si te decimos que esto fue hace 19 años.

Los temas de la pérdida persisten, sobre todo en el primer disco, ‘Lonesome Day’ y ‘You're Missing’. Springsteen evita sabiamente situarlos en el contexto del 11-S para que puedan aplicarse a cualquier situación. Pero intercaladas con potentes canciones más específicas de los atentados como son "Into the Fire", "Empty Sky", "The Rising" y "Nothing Man" que aparecen como parte del comentario de los acontecimientos.

Pero la perfección no existe. Hay algunas canciones que quizá no encajan mucho con la temática del disco como son "Let's Be Friends (Skin to Skin)", "Worlds Apart", "Paradise", "The Fuse" o "Waiting on a Sunny Day".

Para muchos oyentes, el principal argumento de venta de The Rising no era que se presentara como un comentario de Springsteen sobre el 11-S, sino que grababa con la E Street Band al completo por primera vez desde Born in the U.S.A. de 1984. Desde el rock a todo volumen de "Further on (Up the Road)" hasta el magnífico solo de teclado del fallecido Danny Federici en "You're Missing".

La reunión trajo a Steven Van Zandt de vuelta al redil junto con Nils Lofgren, que le sustituyó en 1984. También introdujo a un nuevo miembro, Soozie Tyrell, en el violín y las voces de fondo.

La canción que da título al disco ha seguido siendo una parte importante de los conciertos de Springsteen.


RockFM