El brutal comentario de la primera persona que escuchó a Rage Against the Machine y que define perfectamente a la banda

Tom Morello desvela la identidad de la primera persona que escuchó a Rage Against the Machine antes de su primer concierto
El brutal y certero comentario de la primera persona que escuchó a Rage Against the Machine

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista en la CBC, el guitarrista de Rage Against the Machine, Tom Morello, ha explicado cómo fueron los primeros días del conjunto y de su primera "actuación en directo" delante de una sola persona en su local de ensayo.

"¡La verdad es que me sorprende que fuéramos capaces de conseguir que nos dieran un concierto en un bar! En 1991, no había bandas de neo-maxistas, multiétnicas que mezclaran rap, punk y metal. Teníamos cero... cero ambición comercial. ¿Nuestro único objetivo? Conseguir grabar una demo en un casete", recuerda Morello.

"El caso es que yo ya había llegado a firmar con una discográfica en una ocasión anterior, con una banda mucho más comercial llamada Lock Up, y eso me sirvió para darme cuenta de que ser fichado por un sello, en realidad, no significa nada".

"Mi vida fue a peor, no a mejor, cuando firmé por una discográfica. Por eso, no nos importaba nada de eso y solo buscamos expresarnos, con las letras brutales de Zack De La Rocha y la química musical de la banda".

"Y eso fue todo... Recuerdo la primera vez que alguien, aparte de nosotros, escuchó algo de nuestra música. Estábamos ensayando en un complejo industrial y un trabajador pasaba por delante de vez en cuando. Un día, se paró y nos dijo, '¿Qué estáis haciendo, chicos?'. Y yo le dije, 'Somos una banda'. Así que nos preguntó si podía escucharnos".

"Yo le dije, 'Bueno, supongo que sí'. En aquel momento, solo habíamos compuesto un puñado de canciones. El caso es que se sentó en nuestra sala de ensayo y fue el primero de la historia en escuchar a Rage Against the Machine, aunque aún no teníamos ni el nombre de la banda".

"Tocamos unas pocas canciones, y mientras los timbales terminaban de sonar en el último tema, estaba como, 'Bueno, ¿qué te ha parecido?'. Y el tipo se levantó, nos miró y dijo, 'Vuestra música me hace querer pelear'", recuerda Tom Morello entre risas.

"Desde la primera vez que tocamos en público, era obvio que conseguíamos establecer una conexión con la audiencia muy distinta a nada de lo que habíamos vivido antes".

Su polémica actuación en Lollapalooza 1993

En otra reciente entrevista, Morello ha explicado cómo vivió su incómoda "acturación" en Lollapalooza 1993.

Todo comenzó cuando Morello, Zack de la Rocha, Tim Commenford y Brad Wilk decidieron protestar contra la censura presentándose en cueros en el escenario y quedándose así, sin tocar, durante la friolera (nunca mejor dicho) de 15 minutos. Lo único que se escuchaba, de fondo, era el ruido de una guitarra conectada, mientras los músicos pemanecían impávidos ante la audiencia con cinta de carrocero negra sobre sus bocas y las letras PRMC (Parents Music Resource Center, la entidad "censora") pintadas en sus pechos. ¿Cómo reaccionó el público? Parece que peor de lo esperado.

Depués de "una increíble reacción de alegría entre los asistentes durante los primeros cinco minutos", Tom recuerda que "hubo un interesante cambio de actitud cuando la gente se dio cuenta de que aquello no era una protesta rápida para llamar la atención. Después, durante los últimos cinco minutos, todo fue hostilidad. La gente nos abucheaba, nos hacía peinetas y nos tiraban monedas a nuestras partes nobles".

El músico, además, recuerda que "el momento en el que hubiera deseado llevar mis pantalones fue cuando llegó la policía".

RockFM