Bumblefoot explica la forma en la que se ganó el cariño de los fans de Guns N' Roses sustituyendo a Slash

El que fuera guitarrista de Guns N' Roses recuerda cómo consiguió el cariño de unos fans que "le odiaban"
Bumblefoot explica la forma en la que se ganó el cariño de los fans de Guns N' Roses sustituyendo a Slash

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con That Jamieson Show, el ex-guitarrista de Guns N' Roses y actual hacha de Sons Of Apollo, Bumblefoot, ha recordado su recorrido con la banda de los de Axl entre 2006 y 2014, años en los que la banda no paró de girar, en especial para promocionar el 'Chinese Democracy' (2008). Durante aquella etapa, el músico lo pasó fatal a la hora de tocar sus solos de guitarra -ocupando el puesto que originalmente era de Slash- y ganándose el cariño de los fans. Por suerte, encontró una brillante forma de hacerlo.

"Ha pasado bastante tiempo desde aquello. Dimos muchos conciertos y, espero, hicimos a mucha gente feliz. Estoy contento de ver que han vuelto a lo más alto y que yo estoy haciendo todo lo que quería hacer desde el principio. Tuvimos nuestro momento todos juntos":

"La verdad es que, ahora que me acuerdo, cuando me tocaba lucirme con mi solo de guitarra, cosa que odio, me sentía como un imbécil. No me gusta tocar solos, honestamente, no me gusta toda esa atención, supongo que todo se reduce a eso".

"Sigo siendo un tío tímido y me gusta ser parte de algo, pero no me agrada cuando todo el mundo me mira a mí. Así que, básicamente, cuando toco un solo de guitarra, me siento realmente incómodo".

"Y estaba tocando los solos con Guns, haciendo todo aquello, y, durante todo aquel tiempo, no dejaba de pensar, 'Soy un imbécil, me siento como un idiota, todo el mundo me odia. Esto es estúpido. No me gusta. Todo el mundo está aprovechando para irse al baño. Solo quieren escuchar canciones, no oír mi basura...".

"El caso es que recuerdo que me llegaron muchísimos e-mails de los fans diciendo, 'Oh, desearía que tocarais 'Don't Cry', nos encanta esa canción y sería genial que estuviera en vuestro set'. Así que, un día tuvimos que tocar en el Rock in Rio de Lisboa, Portugal, uno de nuestros shows más grandes, con unas 150.000 personas, más o menos. Además, se estaba emitiendo en directo a través de Internet".

"El caso es que estaba tocando mi parte, y no dejaba de pensar en lo que los fans querrían escuchar, ellos estaban ahí por las canciones. El caso es que llegó mi parte del solo y, simplemente, comencé a tocar la canción por mi cuenta. Pensé en ella, en las partes y dije, 'Vale, aquí está la melodía, aquí los acordes', y empecé a hacerla sonar".

"Según sonaron las primeras notas, todo el mundo comenzó a cantar. Durante el resto de la gira de 2007, ese era mi momento, ese era mi solo, y eso era, de hecho, lo que yo quería hacer. Si voy a estar yo solo sobre el escenario, esa es una oportunidad de conectar con todo el mundo, y no quiero arruinarlo con una actuación plana y aburrida".

"Con eso, conseguí establecer una conexión muy agradable con la audiencia, y todo el mundo comenzaba a cantar conmigo, solo éramos ellos y yo, y no sabes lo feliz que me hacía. Fue un gran momento".

RockFM