Un camello es detenido en el festival de Leeds tras mandarle su lista de precios a un policía

El festival inglés vivió esta curiosa anécdota en 2018
ctv-l01-leeds-festival

 

Tiempo de lectura: 2’

Si no conoces los festivales de Reading & Leeds, no sabes lo que te estás perdiendo. Hay quien los llama “los festivales gemelos” y es que, cada año, ambos eventos llevan un cartel similar, con algunos cambios en las actuaciones de las bandas, pero espectacular en las dos localizaciones inglesas. Lo mejor del rock se junta cada año ante miles de personas dispuestas a disfrutar como nunca. 

Sin embargo, como en todos lados, siempre hay alguna oveja negra en el rebaño. En 2018, un camello de 22 años fue al evento con la certeza de que ganaría dinero vendiendo droga en el festival. Con más de 3000 dólares de cocaína y MDMA, el chaval decidió aventurarse en Leeds bajo el nombre de Favour Town LS6. 

Su número de teléfono comenzó a pasar de mano en mano hasta llegar al de una agente de policía. Mientras tanto él, seguro de sí mismo, comenzó, también, a consumir drogas, con sus consecuentes efectos, que provocaron que varios asistentes -y el staff de seguridad- se fijaran en él. Después, todo fue sencillo para los agentes, que se hicieron pasar por compradores interesados. El chaval les mandó su lista de precios. 

Cuando le pillaron, registraron su bolsa y encontraron cocaína con un 94% de pureza, 67 tabletas de MDMA y una cantidad pequeña de cannabis por un valor total de 3630 dólares. Básicamente, era imposible que el chico alegara que aquellas sustancias eran para consumo propio y tuvo que declararse culpable de dos delitos de posesión de sustancias estupefacientes de tipo A con intención de traficar así como de posesión de cannabis. 

Aparentemente, la historia del chaval era bastante dura, ya que, tras haber perdido su trabajo en una cadena de restaurantes de Leeds, el hombre decidió que podría sacar dinero aprovechando el festival. 

Christopher Dunn, uno de los agentes encargados del caso, declaró lo siguiente sobre el tema: “Él decidió que sería buena idea ir a vender drogas al festival de Leeds estando colocado. Pensó que saldría bien, pero no tenía ni idea de en qué se estaba metiendo. No se puede decir que la operación fuera complicada. Apareció en el festival, consumió gran parte de las drogas él mismo y después le mandó su lista de precios a la policía. Simplemente, estamos hablando de alguien que perdió su trabajo y pensó que podría hacer dinero rápido”

Sea como fuere, esperemos que la edición de 2020, en la que ya se ha confirmado a Liam Gallagher, sea más pacífica y, en la medida de lo posible, libre de sustancias peligrosas. 

RockFM