El Campeonato Mundial de Tejer con Heavy Metal: el evento más “friki” que vas a ver hoy

¿Se puede combinar el punto con el heavy metal? Al parecer, sí

Tiempo de lectura: 2’

La semana pasada, tuvo lugar el Campeonato Mundial de Tejer con Heavy Metal en Juensuu, Finlandia. Inaugurada en en 2019, esta competición es una de las cosas más insólitas que hemos visto nunca.

¿En qué se basa esta competición? Pues parece que, básicamente, te subes a un escenario a actuar y, a mitad de la canción, empiezas a tejer un jersey de punto, de esos que te hacía tu abuela. ¿Extraño? Desde luego.

El Facebook del concurso lo explica a la perfección: “En la disciplina de hacer punto con heavy metal, la aguja y la música se unen como nunca antes. En el mismo escenario el heavy metal y tejer se dan la mano. Tejer al ritmo del heavy metal puede compararse con hacer air guitar”.

Esto además, va de naciones. Este año, el equipo inglés, String Thing, ha vencido a sus rivales finlandeses, así como a los esconceses y a los indios, para llevarse el Campeonato Mundial de Punto con Heavy Metal de 2022. Casi nada.

Antes de que el equipo alemán y el sueco se retiraran, competían ocho en total, entre ellos Australia, Finlandia, el Reino Unido, Escocia/India y Japón.



El equipo ganador realizó un "espectáculo sorprendente y lleno de energía", según el jurado del concurso. "La creatividad se mostró de muchas formas diferentes, desde el vestuario hasta el uso del espacio y el escenario. El show surgió del escenario en forma de enormes bolas de hilo y el público se involucró para divertirse con el artista".

Al parecer, el primer campeonato tuvo lugar en 2019, pero la competición no regresó hasta 2021, cuando se celebró de forma virtual a raíz de la pandemia. No ha sido hasta ahora cuando ha podido regresar en su formato original.

El organizador, WTF Productions, lo denomina como "el más extraño de todos los deportes, artesanías y pasatiempos... acuñado durante las horas más oscuras y frías del invierno finlandés".

La idea comenzó a gestarse en 2018, cuando varios sastres locales fueron preguntados sobre si podían hacer punto con sus ojos cerrados, como lo haría un guitarrista tocando un solo en el escenario. Sin duda, una idea tan rara como efectiva.

RockFM