Rock n' Sol, las canciones de verano también pueden ser rockeras: ‘Black Hole Sun’ (Soundgarden, 1994)

Bautizados con el nombre de una popular escultura ubicada en Seattle, Soundgarden fue uno de los grandes grupos encuadrados dentro del estilo grunge.
La canción de la semana: ‘Black Hole Sun’ (Soundgarden, 1994)

Tiempo de lectura: 4’

¿Cansado de los hits del verano? Te traemos una nueva serie de artículos que demuestran que el verano también puede ser muy rockero. Miriam Méndez te lleva de viaje a través de los grandes himnos del rock que, de una forma u otra, hablan del verano o tienen que ver con él. Cada sábado podrás descubrir la historia de una nueva canción. Hoy, comenzamos con "Black Hole Sun" de Soundgarden.

Muchos, les consideran una mezcla entre dos famosas bandas de hard rock y metal: Led Zeppelin y Black Sabbath.

Soundgarden estaba formado por el vocalista Chris Cornell, el guitarrista Kim Thayil, el bajista Hiro Yamamoto y Bruce Pavitt. Posteriormente, Matt Cameron se unió al grupo como batería y Ben Shepherd reemplazó definitivamente a Hiro Yamamoto.

‘Black Hole Sun’ es el segundo single promocional del cuarto álbum de su carrera:Superunknown’. Se lanzó en el año 1994 y, en poco tiempo, se convirtió en un hit mundial, en la canción más exitosa del año y en una de las más populares dentro del género grunge. De hecho, en el año 1995 ganó un premio Grammy a la Mejor Canción de hard rock.

‘Black Hole Sun’ significa “Sol de un agujero negro” y fue compuesta por el fallecido Chris Cornell. La letra de la canción surgió mientras el vocalista marchaba de vuelta a casa tras una jornada en el estudio de grabación. A su mente vino una noticia que había escuchado por la mañana en la televisión y en la cual, el presentador había mencionado la frase “Black Hole Sun”.

Al escucharlo, Cornell pensó que sería un buen título para una nueva canción. Por ello, al llegar a casa, comenzó a escribir la letra. Se inspiró en imágenes que iban surgiendo en su cabeza, para posteriormente, componer la melodía y el estribillo del tema. En este sencillo, el sonido grunge se entremezcló con la melancolía, la desesperanza y la angustia.

El verano norteamericano de 1994 es recordado por el fallecimiento de uno de los grandes cantantes y compositores del movimiento grunge. Kurt Cobain, cantante y líder de Nirvana, se había suicidado de un escopetazo en su casa de campo, dejando un “agujero negro” en cuyo pesimismo cayó la escena musical de Seattle.

Antes de fallecer el 18 de mayo de 2017, tras ahorcarse en el baño de una habitación de un hotel de Detroit, Chris Cornell habló sobre sus letras: Por lo general si escribo letras oscuras o turbias, suele hacerme sentir mejor. En esa ocasión escribí la letra a partir de la frase que se me había quedado en la cabeza. No pensé en términos de éxito en ese momento. No imaginé la letra de ‘Black Hole Sun’ como algo que podría ser un hit”

Gracias a este sencillo, Superunknown’ fue el número 1 de la lista de los más vendidos en Estados Unidos. Se trata de una canción sombría, con referencias a serpiente, un cielo muerto y el hedor del verano. Es uno de los temas más tétricos de la historia de la música Grunge. Por ello, este sonido comenzó a identifcarse más con la angustia y la depresión. Sin embargo, a pesar de que Cornell expresaba algunos pensamientos oscuros en la canción, no estaba pidiendo ayuda a la manera de Kurt Cobain.

Cornell reflexionó sobre el contenido lírico de la canción a Uncut: "Lo interesante para mí es la combinación de un agujero negro y un sol", dijo. "Un agujero negro es mil millones de veces más grande que un sol, es un vacío, un círculo gigante de nada, y luego tienes el sol, el dador de toda la vida. Era esta combinación de brillo y oscuridad, esta sensación de esperanza y mal humor subyacente".

"Incluso me gustaba el aspecto de las palabras escritas", añadió Cornell. "Lo comparo con Pink Floyd de la época de Syd Barrett, donde hay un barniz de felicidad sobre algo oscuro. No es algo que pueda hacer a propósito, pero de vez en cuando ocurre por accidente"

La canción fue versionada por Peter Frampton en su álbum instrumental de 2006 Fingerprints’. La letra fue sustituida por Frampton a la guitarra, tocando a través de su característico "talk box", con el que simulaba el tono de la voz, pero no la letra. Las únicas palabras distinguibles en la interpretación son "Black hole sun, won't you come", que pueden escucharse en las estrofas después del solo de guitarra. Fingerprints ganó el Grammy 2007 al mejor álbum instrumental de pop.

Gran parte del éxito de este tema, se debe al extraordinario videoclip. Dirigido por Howard Greenhalgh, muestra a la banda interpretando la canción en un campo abierto mientras un barrio suburbano es tragado por un agujero negro.

Chris Cornell explicó sobre el vídeo: “Me encanta el vídeo porque ha funcionado. Simplemente fue un tipo con una gran idea que creyó en nuestra idea de que somos estrellas de vídeo reticentes que no van a darte nada. El contraste de que no te demos nada y tu visión va a ser mejor que si estamos saltando por ahí actuando como locos del rock y tú estás haciendo esos montajes con saltos de flash e iluminación loca. Ya somos bastante raros, y estamos cansados de intentar no serlo. Funcionó. Fue una gran lección. Si te apartas del camino de alguien, o colaboras de la forma adecuada, puede salir algo bueno".

Soundgarden fue una agrupación que surgió en medio de la explosión de exitosas bandas como Pearl Jam o Nirvana. Sin embargo, fue su sonido peculiar aquello que les diferenció y les llevó a la fama. A pesar de que la mayoría de sus canciones se convertían en éxitos , Black Hole Sun’ pegó a nivel mundial y es conocida actualmente como el tema más popular de los estadounidenses. De hecho, muchos seguidores hablan de ella como “El día en que Chris Cornell creó el mayor de sus hits”.

Disfrutemos del sencillo más recordado de Soundgarden



RockFM