Al cantante de este grupo británico le rompieron la nariz en un bar de Madrid...

Fue a Bobby Gillespie, vocalista de Primal Scream, en el año 2006 después de un concierto en la capital española

Tiempo de lectura: 2’

Siempre llama la atención las miles de historias que se dan después de los conciertos donde los artistas descargan después de los shows. Aquí hay un libro muy recomendado, el "1000 maneras de volver al hotel" de Rafa J. Vegas, guitarrista de Rosendo, donde cuenta las anécdotas más divertidas que ha vivido después de cada show. Y la historia de Bobby Gillespie no esta en este libro, pero te prometo que no tiene desperdicio.

El video de arriba no es de la mejor calidad, pero sirve como punto de partida. Primal Scream actuó junto a New Order en el Festival Summercase de Madrid en el año 2006 y al terminar el concierto, su cantante Bobby decidió salir por Madrid. Él quería conocer la noche de la ciudad y de paso tomar una copa para descargar tensiones después de su actuación, y vaya si descargo... Antes de seguir, decir que Bobby ha cogido cierta fama de persona inestable (por cosas como esta) cuando llegaba la hora del alcohol.

Se desconoce el lugar exacto en el que fue, solamente que se trataba de un bar de copas de la ciudad donde Gillespie entró en una pelea que acabó a tortazos y quien salió peor fue el vocalista. Directamente le rompieron la nariz en la trifulca y tuvo que posponer una grabación que tenía de "Top of the Pops" por todo lo que le causo esta pelea.

Rab Andrew, manager de la banda, no quiso contar nada sobre lo ocurrido más que lo siguiente: "Él ya está bien. ha vuelto a casa y solo tiene que soportar dos ojos morados". No se sabe muy bien como, pero fue capaz de actuar al día siguiente en un show que tenían en Barcelona, pero Bobby lo hizo con gafas oscuras para que nadie se preguntara que le pasaba en la cara. Varios años después han vuelto a tocar en Madird, y esta vez sin narices rotas.


RockFM