Caos y fuego en el Knotfest mexicano: la batería de Evanescence acaba ardiendo

La situación se fue de las manos tras la cancelación de las actuaciones de Slipnknot y Evanescensce
ctv-vhs-knotfest-fuego-2

Tiempo de lectura: 2’

Oscuro capítulo para la música en México. El pasado 30 de noviembre, se celebraba el Knotfest, festival temático organizado por Slipnkot en diferentes partes del mundo. Aunque todo prometía ir bien y se planeaba una jornada espectacular, el evento acabó en drama. Todo comenzó cuando una barrera de seguridad acabó rota y se produjo un estampida. 

Al parecer, varios fans destrozaron una valla durante el concierto de Behemoth, que precedía a las actuaciones de Evanescence y Slipknot. ¿Qué ocurrió después? Pues básicamente que no pudo ser reparada y, consecuentemente, las bandas decidieron que, por motivos de seguridad, no iban a poder actuar. Fue entonces cuando todo se fue aún más de las manos. La ira de los presentes llegó a provocar que se subieran al escenario, se llevaran la batería de Will Hunt, de Evanescence, y la hicieran arder, entre otros actos de vandalismo de lo más lamentables. Por suerte, nadie salió herido. 

A causa de la ruptura de una barrera de seguridad y la incapacidad de haber podido repararla, Slipknot se ha visto obligado a cancelar nuestra actuación de anoche”, afirmó la banda en sus redes sociales, pidiendo disculpas y explicando que, ante todo, valoran la seguridad de sus fans y de su equipo sobre todas las cosas. Evanescence también explicó lo mismo y también pidió perdón por no haber podido actuar en el show. 

 

 

Aparentemente, mucha gente se había colado en el festival sin pagar el dinero de su entrada, muchos de los cuales podrían haber sido, presuntamente, culpables de los accidentes. Para colmo, se podía ver el concierto desde una zona fuera del recinto en la que mucha gente decidió acudir, lo cual provocó aún más disturbios. Esperemos que no vuelvan a suceder disturbios así nunca más. 

 

RockFM