Capítulo 4

''Tras llenar Las Ventas vendimos más de 250.000 copias''

La historia de Mägo de Oz, capítulo 4: La voz dormida

audio

Capítulo 4: La Voz Dormida

Pulsa para reproducir el audio

 

Tiempo de lectura: 2’

Mägo de Oz cumplió el sueño de llenar Las Ventas de Madrid, una promesa que Txus Di Fellatio le había hecho a Juanma Lobón, quien fuera el primer cantante de Mägo, por ello fue invitado a cantar el tema que da nombre al grupo. Fue una noche mágica y fue donde se presentó a Jorge Salán como tercer guitarra del grupo. 

Carlitos había sufrido una lesión en los tendones del brazo y tuvo que someterse a una operación que lo apartó del grupo unos meses. Salán fue quien lo sustituyó, y cuando Carlitos estaba listo para volver Mägo pensó que mejor tres guitarras que dos. 

Aquí empiezan los problemas discográficos con Locomotive y empiezan una serie de juicios que se resolverán años más tarde. El concierto en las ventas fue publicado a medias por la discográfica y el resto de la grabación jamás verá la luz tras quedarse ellos con los derechos. Casualmente una de las canciones descartadas es la que canta Juanma, una persona que tenía ilusión por tener ese vídeo en el comedor de su casa. 
El bajista Sergio Martínez abandona Mägo, en su lugar entra Pedro Díaz, conocido como Peri. 

Mägo de Oz no para la maquinaría y tras un disco de versiones empiezan con la segunda entrega de Gaia bajo el nombre de ’La voz dormida’. Para ello contactan con el productor Big Simon quien sacaría el mejor sonido de Mägo. Un álbum doble con composiciones muy trabajadas atreviéndose incluso con el flamenco. Por lo general el disco es oscuro y guarda una estrecha relación con el gótico en varias canciones. También incluye su canción más larga, con una duración de 21:11 minutos.  En este disco la banda se hace muy amiga de Carlos Escobedo, cantante y bajista de Sôber. Para este disco se unen a la banda Patricia Tapia y  Toni Menguiano como coristas. 

Tras la grabación Big Simon fallece. La unión del productor con Txus di Fellatio y Carlos Escobedo era muy fuerte y ambos apuestan por componer una canción y grabarla con todos los amigos músicos que tenía. El resultado fue ‘’Y serás canción’’

‘’Llora una guitarra, sola en un rincón,
le faltan tus dedos, tus calor.
Un arpegio jura que tu alma echó a volar.
En la eternidad te esperan.’’

Por: Jesús López-Peláez Calomarde​

RockFM