La carta de Led Zeppelin exigiendo un sueldo justo para los músicos ante el avance de la tecnología

Jimmy Page, Robert Plant y John Paul Jones buscan mejorar las condiciones de vida de los músicos
La carta de Led Zeppelin exigiendo un sueldo justo para los músicos ante el avance de la tecnología

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como infoma Blabbermouth.net, Jimmy Page, John Paul Jones y Robert Plant, de Led Zeppelin, junto a Roger Daltrey (The Who) y Robert Fripp (King Crimson), son algunos de los 150 músicos británicos que han firmado una carta colectiva para demandar al Primer Ministro británico, Boris Johnson, que actualice la ley de copyright de Reino Unido para poder incrementar el dinero que los músicos ganan por las escuchas en los servicios de streaming.

Esta carta abierta, impulsada por la Musicians Union en asociación con la Ivors Academy y la campaña #BrokenRecord, pide que se legisle de forma que, al menos en Reino Unido, los músicos puedan cobrar más dinero por las reproducciones de sus canciones en plataformas digitales, dado que la ley “no le ha seguido el ritmo al cambio tecnológico” en la industria musical. Esta campaña llega cuando el gobierno inglés está examinando el impacto económico que el streaming musical está teniendo en los artistas, discográficas y, en general, en el conjunto de la industria musical.

“El streaming está reemplazando a la radio, así que los músicos deberían obtener la misma protección cuando su trabajo está siendo reproducido en plataformas de streaming, al igual que lo hacen cuando se ponen sus canciones en emisoras de radio”, dice Horace Trubidge, secretario general de la Musicians Union. “Al mismo tiempo que el mundo entero se ha pasado al online durante la pandemia, los músicos que escriben, graban y tocan para poder vivir, han sido decepcionados por una ley que, simplemente, no ha estado a la altura del cambio tecnológico”.

La carta añade que, al haber sucedido esto, “los intérpretes y compositores ya no disfrutan de la misma protección que tenían en la radio”. El texto surgiere, también, que “solo se necesitan cambiar dos palabras en la ley de copyright de 1988 (…) de forma que los intérpretes de hoy reciban una compensación justa, al igual que en la radio”. Este cambio, dicen, “no le costará un solo penique al contribuyente, pero sí que pondrá más dinero en sus bolsillos y servirá para recaudar dinero para servicios como la sanidad pública”.

Crispin Hunt, de la Ivors Academy, añade: “En el streaming, la canción es la reina, pero los compositores y los músicos no disfrutan el verdadero valor de su trabajo y luchan para sobrevivir. Las compañías discográficas son empresas de marketing a día de hoy. Sin manufactura y distribución y sus costes, sus beneficios extraordinarios deberían ser compartidos de forma más equitativa con los creadores”.

“Nuestra industria tiene una desafortunada historia en la que se ha enfrentado a artistas, intérpretes y compositores entre ellos. Con esta carta, finalmente estamos hablando con la misma voz para decir 'basta'. Nuestra industria esta rota, pero el gobierno debe ayudarnos a arreglarla”,


RockFM