Se casa y "lo peta" con un solo de batería en mitad de su boda

El vídeo no tiene desperdicio
Se casa y "lo peta" con un solo de batería en mitad de su boda

Tiempo de lectura: 2’

El día de tu boda es un día muy especial que quedará grabado en tu memoria para siempre. No obstante, hay gente que en su boda hace algo épico. Puede ser un baile de pareja al estilo Grease, una declaración de amor en forma de monólogo o un solo de batería. Sí, has leído bien, un solo de batería.

Loudwire nos trae una de las mejores noticias que vas a leer hoy. Después de darse el sí quiero, la novia, Sharon-Rose Ransom, mostró sus habilidades con la batería. Sí, el día de su boda. Se subió el vestido, y comenzó a descargar toda su fuerza con las baquetas para ofrecer una exhibición de percusión única y dar a los invitados un recuerdo que no olvidarán jamás.

Pero esto tiene truco. Ransom es en realidad profesora de batería profesional y se hizo modificar su vestido de novia para tener la libertad de tocar su ardiente solo de batería en su día especial. La novia reveló que "La música siempre ha sido una parte importante" de su relación con su marido Eric.

Al parecer, la pareja se casó hace dos años, en el 2019 pero es ahora cuando el video ha visto la luz y ha hecho arder las redes sociales. ¡Miralo porque no te quedarás igual!



Este vídeo le ha pegado un empujón en su carrera. Ya que esta increible profesora de batería ha sido seleccionada recientemente para protagonizar un vídeo de turismo canadiense.

Pero esta es una de muchas otras bodas locas. Aunque no siempre esa locura gusta. Como es el caso de Katherine. Esta mujer se casó en septiembre y nos da la sensación de que no quiere recordar su boda.

La novia contrajo matrimonio con Adam Schwartz, un verdadero fan del heavy metal que, como no podía ser de otra manera, quería meter algo de su pasión en el que sería uno de los días más felices de su vida. ¿Cómo lo hizo? Pidiendo al DJ que pusiera “Raining Blood” de Slayer.

Y todo iba bien hasta que algunos asistentes hicieron un pogo a modo de broma. Pero en concepto de “broma” duró poco. Se hizo cada vez más grande hasta el punto de que Katherine escapa a duras penas del mosh pit. La novia acabó muy enfadada, ya no sólo por el pogo, sino porque Slayer le robó un poco de protagonismo en su día.







RockFM