Cazado en vivo: El cambio de paradigma de los discos de directo

Alberto Mazcuñán te trae el directo más exitoso de los setenta: "Peter Frampton Comes Alive!"
Cazado en vivo: El cambio de paradigma de los discos de directo
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

La adolescencia de Peter Frampton ha podido ser una de las más envidadas por cualquier fan del rock. Contaba con David Bowie entre sus compañeros de colegio y formó con él “The Little Ravens” y ya con dieciocho años formó Humble Pie, junto a Steve Marriott que con su primer sencillo "Natural Born Bugie" en 1969, alcanzaron el puesto número 4 en la lista de singles del Reino Unido.

También en esa época hizo trabajos de sesión , como “All Things Must Pass” de George Harrison , “Son of Schmilsson” de Harry Nilsson y para John Entwistle en su álbum en solitario “Whistle Rhymes”. Sin embargo, sus años como artista solista tras dejar Humble Pie en 1971 no despegaron de la misma manera. No alcanzó el éxito que esperaba tras haber lanzado cuatro álbumes de estudio, y solo “Frampton” de 1975 tuvo algo de repercusión.

Faltaba una pieza que engranara el resto del puzzle y esta llegó con un disco imprescindible para conocer la música de la década de los setenta: el de directo. Un disco que se había convertido un símbolo de status, un indicador de influencia comercial: cuanto más grande eras, más probable era que tu discografía tuviera un álbum en vivo.

Sin embargo, a Frampton le llegó de manera inesperada y cambiando el paradigma de estos discos de directo. Muchos servían como un añadido de grandes giras, otros como discos de transición a la espera de un disco con material nuevo. Solo unos pocos llegaron a convertirse en imprescindibles y “Frampton comes Alive” forma parte de este último grupo con el añadido de que sirvió para relanzar una carrera discográfica que se tambaleaba.


Fue grabado en verano y otoño de 1975 entre San Francisco y Nueva York y en él se incluyeron tres éxitos como “Show Me the Way”, “Baby I Love Your Way” y “Do You Feel Like We Do” que llevaron a Peter Frampton a ser nombrado Artista del Año. Fue su mayor avance comercial, vendiendo ocho millones de copias solo en los Estados Unidos y alcanzando durante semanas el número uno.

Como él mismo confesó: "Todo fue un poco surrealista, para ser honesto. Ese nivel de éxito es algo que muy pocas personas han experimentado, y realmente no puedes expresarlo con palabras”.

Esta tarde en RockFM también evitaremos usar las palabras para que la música de este disco imprescindible hable por sí sola, así que no te pierdas a Peter Frampton, el “Cazado en Vivo” del domingo en RockFM.

RockFM