El CEO del Rock and Roll Hall of Fame defiende la exclusión de grupos como Iron Maiden o Judas Priest

Greg Harris asegura que sí tienen en cuenta a las bandas de heavy metal
El CEO del Rock and Roll Hall of Fame defiende la exclusión de grupos como Iron Maiden

Tiempo de lectura: 2’

El presidente y CEO del Rock And Roll Hall Of Fame, Greg Harris, se unió ayer al presentador de Audacy, Ryan Castle, para hablar sobre el anuncio de los miembros que pueden formar parte de este museo en 2021 y obtener así la opción de lo que se puede esperar durante la ceremonia de este año.

En Blabbermouth aseguran que se le preguntó sobre el reciente comentario de Dee Snider de que el género del heavy metal no está siendo suficientemente respetado por el Rock And Roll Hall Of Fame, a lo que Harris dijo: “Es interesante, porque sí lo hacemos. Celebramos todas las formas del rock and roll. Han sido nominados, y hemos nominado a los Maiden, Judas Priest también han sido nominados, hemos metido a Def Leppard... De los que son nominados, más del 80% de ellos acaban siendo incluidos. Así que es una cuestión de seguir nominándolos, pongámoslos en la papeleta, y hagámoslo llegar a los votantes. Son bandas increíbles, sin duda, verdaderamente dignas de ser nominadas, verdaderamente dignas de consideración. La papeleta de este año tenía dieciséis artistas... Y cinco habrían sido estupendos. Simplemente no pueden entrar todos. Así que este año son los seis. Y estamos emocionados por ver qué nos depara el años que viene”.

A pesar de que los artistas son posibles candidatos para el Rock And Roll Hall Of Fame 25 años después de la publicación de su primer álbum o single, bandas icónicas de hard rock y metal como Judas Priest, Iron Maiden o Mötorhead aún no han sido reconocidas por la institución, que introdujo a Guns N’ Roses en el primer año en el que grupo fue posible candidato.

El Salón de la Fama no incluyó a Black Sabbath hasta 2006, y Metallica lo hizo tres años después.

Las normas del Rock Hall establecen que los artistas pueden ser admitidos un cuarto de siglo después de la publicación de su primer álbum, pero el Salón también afirma que otros “criterios incluyen la influencia y la importancia de las contribuciones de los artistas al desarrollo y la perpetuación del rock ‘n’ roll”, lo que, por supuesto, está abierto a interpretaciones.

Kiss, que podía ser incluido en el Salón de la Fama desde 1999, no fue nominado por primera vez hasta 2009 y finalmente fue incluido en 2014.

Deep Purple era candidato para el Rock Hall desde 1993, pero no fue inducido hasta 2016.

Judas Priest estuvo en la papeleta para su introducción al Rock And Roll Hall Of Fame el año pasado, pero no recibió suficientes votos para entrar en 2020.





RockFM