Charlie Watts (The Rolling Stones) cumple 80 años: ¿recuerdas por qué le dio un puñetazo a Mick Jagger?

Ya son 8 décadas las que cumple Charlie Watts
Charlie Watts (The Rolling Stones) cumple 80 años: ¿recuerdas por qué le dio un puñetazo a Mick Jagger?

Tiempo de lectura: 2’

El gran batería de los Rolling Stones, Charlie Watts, está de celebración y hemos querido recuperar una de sus historias más curiosas.

Un editor de un fanzine de los Rolling Stones, que siguió a la banda por todo el mundo durante 17 años, consiguiendo alguna que otra entrevista como recompensa a su tenacidad, ha publicado un libro en el que afirma que las relaciones entre Mick Jagger y el resto de la banda eran tan torpes que el otro le llamaba "Brenda" a sus espaldas y que, al menos en una ocasión, llegaron a las manos.

Bill German, que fundó el fanzine Beggars Banquet en 1978 cuando aún estaba en el instituto de Brooklyn, describe una reunión celebrada en Ámsterdam para discutir si los Stones debían separarse o seguir adelante. En un momento dado, Jagger se refirió a Charlie Watts como "mi batería".

Escribe German: "[Jagger dijo] algo así como: 'Nada de esto debería importarte porque sólo eres mi batería'.
"[Watts] se lo guardó hasta que volvió a su habitación de hotel. Entonces apagó el televisor, se puso los zapatos, bajó al pasillo y llamó a la puerta de Mick. Cuando el cantante de los Rolling Stones abrió, su batería le golpeó en la mandíbula. Charlie se dio la vuelta y se marchó tranquilamente”.

"Keith [Richards] vio a Charlie en el pasillo y le preguntó de dónde venía. El lacónico Charlie respondió: 'Acabo de golpear a Mick Jagger en la cara', y siguió caminando".

German afirma que la opinión del guitarrista Ronnie Wood sobre Jagger era describirle como "un grupo agradable". Wood le dijo a German: "Todo depende del que te toque. Cambia de acento cada vez que hablas con él y puede encenderte o apagarte cualquier día. Nunca sabes qué Mick te va a tocar".
German tuvo su propio encontronazo con un Jagger nada amable tras escribir en Beggars Banquet que el líder de los Stones no había querido aparecer en el famoso concierto Live Aid de 1985, pero que había cedido al chantaje emocional.

Jagger se puso furioso y negó haber tenido que ser persuadido. Se acercó a German, a escasos cinco centímetros de su cara, y le espetó: "¡No me gusta lo que has escrito! No es cierto. No me gusta".

"Mick estaba tan cerca de mi cara que pensé que me iba a morder la mejilla. Supongo que lo hace para intimidar a la gente, y tengo que admitir que funcionó".

El libro de German, 'Under Their Thumb', está publicado por Aurum Press. ¿Por qué Brenda? Keith Richards acuñó el apodo tras conocer un libro de la novelista Brenda Jagger.


RockFM