Cinco caras B destinadas al olvido que se convirtieron en grandes himnos del rock

Estas cinco caras B eran, en principio, canciones de relleno, pero se convirtieron en temas míticos de la historia del rock
Cinco caras B destinadas al olvido que se convirtieron en grandes himnos del rock

Tiempo de lectura: 2’

No nos engañemos, eso de apoyar a David frente a Goliath siempre ha sido muy humano. Nos encanta cuando el caracol gana a la liebre, cuando un equipo de segunda tumba a otro de Champions en la Copa del Rey y, en general, cuando el pequeño gana al grande. Lo mismo nos pasa con la música, cuando nos cuentan historia de cómo alguien, de la nada, consigue convertirse en una estrella mundial. Es algo que nos da esperanza, que nos hace creer que, por mal que vayan las cosas, todo puede mejorar. Esto, a veces, también ha pasado con las denominadas "caras B" de algunos singles y discos legendarios de la historia del rock. Estas canciones, que estaban ahí para hacer lucir mejor a sus prestigiosas acompañantes, se acabarían convirtiendo en grandes himnos que lucirían con luz propia. ¿No te lo crees? Aquí tienes cinco ejemplos.

  • "Good Riddance" – Green Day (1996)

¿Recuerdas el tema "Brain Stew" de Green Day? Pues "Good Riddance (Time of Your Life)" fue su cara B, aunque ahora la segunda sea mucho más recordada que la primera. Antes de ser un hit single, alimentado, además, por su aparición en la serie 'Seinfield', el tema fue una cara B del single de 1996. Al año siguiente, Green Day lo volvió a grabar para incluirlo en 'Nimrod'.

  • "Hound Dog" – Elvis Prestley (1953)

Uno de los temas más míticos de la carrera de Elvis fue la cara B de otro de sus grandes éxitos, "Don't Be Cruel". Lo cierto es que ambos tracks consiguieron llegar a lo más alto de las listas, pero la "perruna" canción al final se acabaría convirtiendo en un himno tan gigantesco como inolvidable. El tema fue grabado, originalmente, por Big Mama Thornton, que también inspiró a grandes artistas de la talla de Janis Joplin.

  • "We Will Rock You" – Queen (1977)

Este caso es especial, porque el himno de Queen se diseñó pensando en que iría a la par con "We Are the Champions", single del que es cara B. Ambas canciones, en cualquier caso, son dos obras maestras que han trascendido todas las barreras culturales y se han convertido en canciones que representan al mundo y que suenan en mútiples obras audiovisuales y eventos de todo tipo (sobre todo deportivos). Sin duda, se trata de un doblete histórico.

  • "You Can't Alway Get What You Want" – The Rolling Stones (1969)

La canción favorita tanto de Donald Trump como del doctor House fue, originalmente, la cara B de "Honky Tonk Women". ¿Quién iba a pensar que, pese a su poco éxito inicial, acabaría convirtiéndose en uno de los temas más icónicos de The Rolling Stones? La canción volvió a publicarse unos años después y funcionó muy bien, alcanzando nuevos estándares de popularidad y apareciendo en lugares tan inesperados como la anteriormente mencionada serie 'House MD' o, para disgusto de la banda, en la campaña de Donald Trump.

  • "The Man Who Sold The World" – David Bowie (1973)

Aunque fue la canción que le dio nombre al tercer disco del artista, lo cierto es que el tema vio la luz antes, más concretamente como cara B de "Space Oddity" en Estados Unidos y de "Life on Mars?" en Reino Unido. Conocida y amada por muchos, fue Kurt Cobain quien, en 1993, decidió tocarla en el 'MTV Unplugged' para terminar de convertirla en un himno mundialmente conocido.

RockFM