Cinco conocidos temas de rock que sus autores odian

Aunque las canciones fueran un éxito, las bandas que las compusieron las odiaban
Cinco conocidos temas de rock que sus autores odian

Tiempo de lectura: 2’

A veces, por más que una canción haya sido todo un éxito, hay algo que, al artista que la compuso o que la interpreta no le encaja en absoluto. Puede que a millones de fans les entusiasme una canción y que sean miles las personas que la cantan cada noche en sus conciertos, pero la persona que la está tocando o cantando está viviendo un verdadero infierno mientras la hace sonar. Estos son algunos casos de grandes rockeros que odian sus propias canciones:

  • Slash con "Sweet Child O' Mine"

No es ningún secreto que Slash nunca ha soportado, ni lo más mínimo, "Sweet Child O' Mine". El riff, tan conocido y adorado por los seguidores de la banda, no era más que una broma que en la que el guitarrista intentaba imitar la música de las ferias ambulantes. Al final, Axl le obligó a seguir con el tema, por más que no le gustara.

Eso sí, al cantante tampoco le agrada el corte para radio del tema porque considera que la parte que se quita, el solo de guitarra, es la mejor de la canción. ¡No se puede tener todo!

  • Ronnie James Dio con "Rainbow in the Dark"

Uno de los mejores temas jamás firmados por Ronnie James Dio, en el que además hablaba, a través de metáforas, de su salida de Black Sabbath, estuvo a punto de no ver la luz porque el cantante lo odiaba con todas sus fuerzas. El cantante decía que la canción "era una mierda" y, en un arrebato, intentó rajar las cintas con las grabaciones utilizando una cuchilla. Por suerte, el resto de músicos que trabajaban con él le pararon.

  • Led Zeppelin con "Stairway to Heaven"

Podrá ser una de las canciones más apreciadas de la historia por los fans de Led Zeppelin y del rock en general, pero Robert Plant no la soporta. No solo se ha llevado más de un disgusto con las múltiples acusaciones de que el tema tenía un mensaje subliminal, sino que, además, la considera una "maldita canción de bodas". De hecho, cuenta la leyenda que donó una gran cantidad de dinero a una radio con la condición de que no la volvieran a poner nunca más.

  • R.E.M. con "Shinny Happy People"

El tema de R.E.M. fue todo un éxito comercial, lo cual no quita que la banda no lo soportase. El tema, en realidad, nunca convenció a la banda, que lo consideró como un "meloso tema de pop escrito para niños" y que lo publicó para hacer un experimento para ver cómo la gente lo rechazaba. El disco, 'Around the Sun' (2004) tampoco es muy del gusto de los integrantes de la banda porque "suena como lo que es, un conjunto de personas que están tan aburridas con el material que no pueden soportarlo más".

  • Radiohead con Creep

Parece que Thom Yorke se cansó muy rápido de esta canción, que habla sobre uno de sus amores de universidad al que nunca fue capaz de hablar. En su momento, en los inicios de la banda, el tema les sirvió como un argumento de peso para seguir en la música, pero con el tiempo, se fueron cansando de ella. Al final, el tema fue el primer single de su carrera, aunque, aún con todo, la banda intenta tocarlo en directo lo menos posible. Cuenta la historia que el cantante se ha referido a la canción, en varias ocasiones como "Crap" (Mierda) en lugar de "Creep".

RockFM